(semisquare-x3)
La PR-861 en Toa Alta sigue cerrada, a pesar de que debió haber abierto en mayo, según lo anunció la directora ejecutiva de la ACT en enero. (Suministrada)

La carretera PR-861 en Toa Alta sigue cerrada, a pesar de que la directora ejecutiva de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Rosana M. Aguilar Zapata, había anunciado que reabriría la vía de forma parcial en mayo, denunció ayer el alcalde de ese pueblo Clemente “Chito” Agosto.

“Mañana, se cumplen 100 días que esta carretera se cerró para hacer unas mejoras en unos derrumbes que había que atender rápido, porque la carretera corría riesgo. Pero, no me concuerda la cantidad de días que ha pasado con la cantidad y producción de trabajo que puedo apreciar allí”, denunció Agosto.

El pasado 28 de enero, la ACT ordenó el cierre de la vía para realizar unas mejoras relacionadas con unos derrumbes que amenazaban con generar una situación de peligro para los transeúntes de la zona.

“Lo más que podía tomar ese trabajo eran unos 30 días y ya llevamos 100 días con esta agonía afectando la economía del pueblo y el bolsillo de los ciudadanos. Un tramo que tomaba 15 minutos en recorrer, ahora toma una hora”, puntualizó el alcalde.

Algunas labores esenciales del Municipio, como el recogido de escombros y el transporte de estudiantes de educación especial, también se han visto afectadas debido al cierre de la vía. “Esto afecta a todo el mundo, de todas las ideologías. Estamos pidiendo justicia para todos los toalteños por igual”, señaló Agosto.

Agregó que, al momento, personal de la ACT no le ha dado información actualizada sobre los trabajos que se realizan en la zona. Solo ha tenido comunicación con la gerencia de la dependencia, dijo el alcalde, cuando ha hecho denuncias públicamente.

“Al día de hoy lo que han hecho es colocar una valla prolongada, en el área del derrumbe. No se ha completado el relleno ni la compactación y, en otra área, tumbaron una valla y tiraron un relleno allí y más nada”, indicó el ejecutivo municipal sobre lo que ha podido ver de las visitas que realiza al lugar cada 30 días.

El 28 de marzo, Aguilar Zapata indicó que en mayo reabrirían un carril en ambas direcciones de 6:00 a.m. a 8:00 p.m. de lunes a viernes.

Retraso cuestionable

Aunque desconoce las razones para el retraso en las labores, Agosto confía en que no esté relacionado con el hecho de que no responde al partido de gobierno.

Igual, dijo, puede responder a una falta de compromiso o prioridad de la agencia hacia el contratista a cargo de las labores. En 2016, alegó, se realizaron unos trabajos similares y se extendieron solo por 30 días.

Agosto añadió que están dispuestos a colocar efectivos de la Policía Municipal para que dirijan el tránsito, si es que finalmente la ACT determina abrir un carril de la vía en lo que se completan las mejoras.

No obstante, sostuvo, que, de no atenderse los reclamos, están dispuestos a llevar sus reclamos a otro nivel que podría incluir manifestaciones públicas. “Seguiremos denunciando, uniéndonos con comercios y ciudadanos y, si tenemos que protestar, lo haremos”, indicó el ejecutivo municipal.

“La situación ya pasa de lo ridículo a lo absurdo. Aquí lo que se necesita es voluntad y compromiso de la Autoridad de Carreteras y del Departamento de Transportación y Obras Públicas porque esa carretera el pertenece a ellos”, señaló.

El Nuevo Día solicitó una reacción de la gerencia de la ACT, pero al cierre de esta edición no hubo una respuesta.


💬Ver 0 comentarios