El tema del crimen y la inseguridad en las calles vuelve a dominar la lista. (GFR Media) (semisquare-x3)
El tema del crimen y la inseguridad en las calles vuelve a dominar la lista. (GFR Media)

Nota del editor: esta es última entrega de La Encuesta de El Nuevo Día.

El 75% de la población puertorriqueña siente que la criminalidad es el principal problema que enfrenta el país, según muestran los resultados de  La Encuesta de El Nuevo Día.

Otras dificultades apremiantes incluyen la situación económica, con 58% de las menciones; el desempleo, con 54%; el costo de la electricidad, con 48%; los servicios de salud pública, con 46%, y la calidad de la educación pública, con 45%.

En cambio, entre los asuntos que menos les importa a los entrevistados por La Encuesta, figuran las directrices que imparte la Junta de Supervisión Fiscal, con un 18%.

Al pedirles a los participantes que seleccionaran los tres problemas más importantes de la isla, el tema del crimen y la inseguridad en las calles vuelve a dominar la lista, con 61% de las menciones, seguido por la situación fiscal, con 34%, y el desempleo, con 31%. 

Cuando se les  preguntó cuáles deben ser los problemas que el gobierno debe atender prioritariamente, se repiten los mismos: el crimen y la seguridad, con 68%; el desempleo, con 38%, y la situación financiera del país, con 33%. 

Por debajo de esos tres, se ubica la posible corrupción en el gobierno, con 22%; la calidad de la educación pública, con 19%; la drogadicción, con 19%, y los servicios de salud pública, con 17%. 

En comparación con la última encuesta en la que  se midieron los problemas del país, en noviembre de 2015, la prominencia del tema del crimen y la seguridad en las calles como el más importante entre todos ha ganado tracción, al subir 12 puntos desde entonces, de 22% a 34%. 

En tanto, como el asunto más importante entre todos, la situación económica del país ha perdido fuerza, al bajar cinco puntos en ese periodo, de 20% a 15%, mientras que el desempleo también muestra una merma de cuatro puntos, de 16% a 12%. 

Mayor el pesimismo

En línea con la inseguridad que los encuestados sienten en las calles, un 70% siente un grado de pesimismo con la situación en Puerto Rico, al decir que las cosas van “muy mal”, con un 26%, o “bastante mal”, con un 44%.

El optimismo sigue siendo minoritario, de acuerdo con los datos de La Encuesta de El Nuevo Día, realizada entre el 24 y 28 de abril en todo Puerto Rico. Cerca de tres  de cada 10, el 29%, siente que las cosas van “muy bien” o “bastante bien” en estos momentos. 

En comparación con La Encuesta anterior, de noviembre de 2018, el nivel de optimismo se ha sostenido, con un cambio de un punto porcentual hacia arriba, de 28% a 29%. La percepción de que las cosas van “bastante mal” está estable en ambos estudios, con 44%. 

Mientras que quienes sienten que las cosas van “muy mal” muestran una baja de un punto los pasados seis meses, de 27% a 26%. Todos estos cambios están dentro del error de muestreo de más o menos 3%.

Es importante destacar que el grado de optimismo es estadísticamente mayor fuera del área de San Juan, con 35%, en contraste con  17% en la zona metropolitana. De igual forma, quienes se sienten más pesimistas -los que dicen que las cosas van “muy mal”- son el doble de numerosos en el área metro que en el resto de la isla, con una proporción de 41% a 20%.

Ese sentir pudiese estar relacionado con la incidencia criminal que reflejan las estadísticas de la Uniformada.

Por ejemplo, aunque los datos  de la Policía muestran una leve reducción en los delitos de asesinato y robo en algunas de las regiones metropolitanas de San Juan, Bayamón y Carolina, numéricamente ese delito se comete con mayor frecuencia en esas zonas que en otras regiones policiales como Humacao, Aguadilla y Utuado.  

 Hasta el miércoles, en la región de San Juan, se habían registrado 45 asesinatos, 29 en Bayamón y 18 en Carolina. Mientras que en Utuado se habían reportado dos asesinatos, uno en Aguadilla y seis en Humacao.

  De igual manera, hasta esa fecha se habían informado un total 482 robos en las regiones metropolitanas de San Juan, Bayamón y Carolina. En tanto, la suma de robos informados en las regiones de Utuado, Aguadilla y Humacao llega a 41. 

La situación financiera

No es sorpresa ver que existe un mayor sentir  negativo que positivo sobre las finanzas personales de los encuestados, en comparación con el año pasado. En específico, un 39% siente que su cuadro financiero personal es “peor” ahora que hace un año, mientras que apenas un 17% siente lo contrario, que la situación de sus finanzas personales es “mejor” hoy que hace un año. 

Este cuadro lo completa un 41% que siente que su realidad financiera es “igual” que hace un año, y un 3% que no opinó.

Al igual que sucede con el ánimo general del país, la diferencia más notable en este sentir es por área geográfica. Quienes sienten que tienen una mejoría económica son más prominentes fuera del área de San Juan que en la zona metropolitana, por un margen de 19% sobre 10%.

Por su parte, los que creen que su situación financiera no ha cambiado en comparación con hace un año abundan más en el área metro, con 55%, que en el resto de la isla, con 35%.

En comparación con La Encuesta de hace seis meses, las diferencias en los renglones de este sentir no sobrepasan un punto porcentual.

Algo de optimismo  

De La Encuesta de El Nuevo Día, se desprende también que el 21% piensa que su situación financiera personal estará “mejor que ahora” el próximo año. Un 38% siente que el próximo año será similar al actual, mientras que un 35% opina que le esperan tiempos económicos difíciles los 12 meses siguientes. El restante 6% no opinó. 

Hace poco menos de cuatro años, según los datos de La Encuesta de noviembre de 2015, un 15% veía con esperanza su cuadro financiero el próximo año, comparado con un 21% ahora, lo que supone un aumento en el optimismo. 

En comparación con La Encuesta  de noviembre del año pasado, ningún resultado fluctúa por más de dos puntos porcentuales, lo cual está dentro del margen de error de esta muestra de 1,000 participantes, de más o menos 3%. 

Tiempos difíciles 

Al preguntar sobre la situación económica de Puerto Rico durante el próximo año, continúa dominando el pesimismo. 

Así las cosas,  dos de cada tres -un 64%- sienten que nos espera, como país, una “mala” situación económica. Un 23% siente un mayor grado de optimismo y cree que habrá una “buena” situación financiera, y el restante 13% no opinó. 

Al comparar esos datos con los presentados en La Encuesta de noviembre de 2015, hay un cambio estadísticamente significativo. En ese año, apenas un 7% vaticinaba que habría un buen futuro económico  el próximo año para el país, en comparación con un 23% en la actualidad, o el triple de  ahora. 

Mientras, en noviembre de 2015, una mayoría del 83% sentía que el país tendría una “mala” situación económica el próximo año, comparado con un 64% que opina así hoy, una merma de 19 puntos. 

En comparación con datos de La Encuesta de noviembre de 2018, la percepción de tener una “buena” situación económica se mantuvo estable en 23%, pero la visión de esperar una “mala” situación tuvo una caída de cuatro puntos en ese período, de 64% a 60%. 

Por mal camino

En este momento, un 14% de los encuestados siente que las cosas van “por buen camino” en Puerto Rico. Este sentir está estable contra lo reportado en las dos encuestas anteriores, de marzo y noviembre de 2018. 

Ahora, un 41% dice que las cosas van “por mal camino” en el país, lo que supone una merma de nueve puntos en comparación con el 50% reportado en La Encuesta de noviembre del año pasado, y más cercano al 43% que mencionaron los encuestados en marzo del año pasado. 

Entretanto, la percepción mixta, de que algunas cosas van por buen camino y otras por mal camino, hoy es de 42%, un aumento de nueve puntos contra el 33% de noviembre de 2018, pero en línea con el 41% de marzo de ese año. 

La percepción más optimista, de que las cosas en el país van por un buen camino, es el doble de alta, con 16%, fuera del área metro que en la zona metropolitana, con 8%, pero estable por género y grupos de edad. 

Sin cambios en la calidad de vida

Al cuestionar a los participantes de La Encuesta de El Nuevo Día sobre su calidad de vida actual en el país, la balanza se inclina más hacia lo positivo que lo negativo. 

En específico, un 41% la evalúa de manera positiva, frente a un 33% que señala que es “regular” y un 26% que la siente negativa. 

Existe una diferencia estadística por área geográfica: en el área metropolitana de San Juan un 30% siente que la calidad de vida es “excelente”, “muy buena” o “buena”, comparado con 46% que la ve de esa manera entre residentes del resto de la isla, una variación de 16 puntos. 

A su vez, en la zona metro, existe una mayor percepción de tener una calidad de vida “regular” que en el resto de Puerto Rico, con un margen de 42% sobre 29%, respectivamente. 

En comparación con La Encuesta de noviembre pasado, la evaluación “excelente”, “muy buena” y “buena” de la calidad de vida en el país presentó un aumento de dos puntos, de 39% a 41%. El sentir de que la calidad de vida es “regular” en el país creció por un punto, mientras que la percepción negativa bajó tres puntos. 

Estable el sentir sobre la calidad de vida

Para un 43% de los encuestados,  la calidad de vida en Puerto Rico habrá “mejorado mucho” o “mejorado algo”  el próximo año, de acuerdo con los datos de La Encuesta de El Nuevo Día, realizada mediante entrevistas personales, casa a casa, a través de toda la isla, excepto Vieques y Culebra. 

Ese sentir de optimismo está cercano al 40% que se expresó de esta manera hace seis meses, en La Encuesta de noviembre de 2018. 

Por otra parte, para el 34%, la calidad de vida no cambiará el próximo año. Un 33% también opinó así hace seis meses. 

En tanto, para el 20%, habrá un deterioro el próximo año en la calidad de vida en el país, pues empeorará “mucho” o “algo”. 

Este sentir pesimista muestra una merma de cinco puntos en comparación con el 25% reportado en La Encuesta de noviembre de 2018. 



💬Ver 0 comentarios