Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En el centro de la foto Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros (horizontal-x3)
En el centro de la foto Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros. (GFR Media)

La presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martinez, aseguró hoy que en la reunión celebrada ayer entre la secretaria de Educación de la isla, Julia Keleher, y las organizaciones del Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (Fadep), se le trasladó su rechazo a la reforma del sistema de educación público y su idea de que es una forma de privatizar el mismo.

En un comunicado, Martínez ofreció hoy su opinión sobre otras situaciones ocurridas como que la reunión, que estaba pautada para la Oficina de la Secretaria, "se cambió de lugar por la funcionaria faltando media hora para la misma" para "evitar tener que darle cara al magisterio que comenzaba a reunirse allí para una manifestación convocado por la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR)".

A su vez, explicó que una vez reunidos, "prohibimos que se nos tomaran fotos" ya que no "íbamos a aceptar ser utilizados para que subieran imágenes a las redes sociales para aparentar que se nos dio participación en el tema de la reforma educativa y hacerle un ejercicio de relaciones públicas a la Secretaria".

En la reunión, agregó, se le trasladó a Keleher que el proyecto de la reforma "no es enmendable, tiene el rechazo del magisterio y debe ser descartado. No permitiremos privaticen el sistema para transferirle los fondos públicos del Departamento de Educación y los niños a empresas privadas, para que se lucren, como si la educación fuese una mercancía".

A vez, remarcó que le indicaron a Keleher que lo que hay detrás de la "falsa reforma educativa que han presentado, es el Plan Fiscal sometido por el gobierno de Ricardo Rosselló, a la Junta de Control Fiscal federal, que busca generar 300 millones en 'ahorros' del dinero de la educación de los niños. Por eso pretenden cerrar 307 escuelas, despedir 7,000 maestros y trasladar a la fuerza miles de estudiantes".

La portavoz de la FMPR planteó que "resulta hipócrita querer aparentar que la opinión del magisterio importa, cuando se nos convocó a una reunión un día después de ella haber presentado su ponencia en el Senado y la Cámara de Representantes fijando una posición definitiva y nadie nos consultó desde que inició la confección del proyecto en agosto del año pasado, a espaldas del magisterio y las comunidades escolares".


💬Ver 0 comentarios