La Junta creó un comité  para considerar potenciales reclamaciones  que puedan surgir de la conducta descrita en el reporte de la deuda. (GFR Media) (horizontal-x3)
La Junta creó un comité para considerar potenciales reclamaciones que puedan surgir de la conducta descrita en el reporte de la deuda. (GFR Media)

Unos dos meses después de que el investigador especial Kobre & Kim presentara a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) los hallazgos de su investigación en torno a la deuda pública, el organismo federal busca reclutar un asesor legal para encausar posibles reclamaciones contra los ejecutivos y bancos de inversiones que contribuyeron al colapso financiero del gobierno puertorriqueño.

La (JSF) ha creado un comité de Reclamaciones Especiales para considerar potenciales reclamaciones que puedan surgir de la conducta descrita en el reporte y está buscando propuestas de partes interesadas para ser reclutadas para asistir al comité”, reza la notificación de la JSF.

Según la solicitud de propuestas, la firma que se reclute tendrá que examinar el reporte de Kobre & Kim y los documentos que sirvieron de base al trabajo del investigador especial; hacer investigaciones legales para asesorar al comité acerca de potenciales causas de acción e iniciar cualquier litigio que surja de las conductas descritas por Kobre & Kim o de los referidos que se hayan hecho a autoridades de ley y orden.

Con la decisión, la JSF parece dar un giro a lo que antes fueron sus posturas en torno a la investigación de la deuda de la isla. En principio, cuando se reclutó a Kobre & Kim, el investigador especial indicó públicamente que su encomienda no consistía en identificar los “culpables” de la crisis.

Empero, la JSF aseguró en documentos ante la corte que el organismo con poderes sobre el gobierno electo de la isla es el único, a la luz de la ley federal Promesa, autorizado a radicar reclamaciones en nombre del gobierno con miras a resarcir los daños que pudo recibir Puerto Rico por las personas o entidades que contribuyeron a su colapso financiero.

Por más de un año, el Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, en inglés), uno de los grupos que participa en la renegociación de la deuda a través de los casos de Título III, ha reclamado a la jueza Laura Taylor Swain que los trabajos de la JSF en lo que atañe a la investigación sobre el colapso económico de la isla eran insuficientes, por lo que urgía una pesquisa, un reclamo que todavía está pendiente en el tribunal.

De acuerdo con la solicitud de propuestas, los interesados en asesorar al comité de Reclamaciones Especiales deben presentar una lista con todas sus relaciones previas y presentes con Puerto Rico o sus diversos constituyentes o acreedores, y presentar sus credenciales ante la JSF no más tarde del próximo 12 de noviembre.

La JSF indicó que la paga que recibirá el asesor en reclamaciones especiales quedará sujeta a los estándares de compensación de los casos de Título III.

Según los libros de presupuesto de la JSF, en lo que va de año, el organismo federal ha emitido tres pagos a favor de Kobre & Kim por investigar la deuda de la isla por un total de unos $6.7 millones.

Aunque el informe de Kobre & Kim relata múltiples deficiencias a la hora de suscribir la deuda de la isla y la comisión de faltas de parte de oficiales de gobierno y de banqueros, abogados e instituciones que manejaron la deuda de la isla, la firma no fija responsabilidades sobre estas y plantea que muchas de las causas de acción contra los responsables pudieron haber prescrito.


💬Ver 0 comentarios