Miles de personas solicitaron ayuda a FEMA por daños en sus hogares. causados por el huracán María. (GFR Media) (semisquare-x3)
Miles de personas solicitaron ayuda a FEMA por daños en sus hogares. causados por el huracán María. (GFR Media)

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha denegado el 79% de las apelaciones por las solicitudes de asistencia presentadas al Programa de Individuos y Familias por personas damnificadas por los huracanes Irma y María en Puerto Rico que fueron inicialmente denegadas.

De 43,380 apelaciones sometidas hasta el viernes, 34,332 fueron denegadas, categoría que FEMA cataloga como “inelegible”, según cifras oficiales. La agencia no precisó cuántas solicitudes fueron denegadas del total de 1,138,749.

Según el Centro de Información Censal, de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, para enero de este año se habían presentado 1,091,708 solicitudes a FEMA, con 61% de las ayudas denegadas

A casi 10 meses del huracán María, brigadas de voluntarios y profesionales de la salud que continúan visitando comunidades afectadas se han topado con personas que manifiestan ansiedad, miedo, preocupación y desesperanza de si alguna vez podrán recuperar sus hogares ante aparentes inconsistencias en la otorgación de ayudas económicas, particularmente las otorgadas a través de FEMA.

“La mayoría no recibió nada de ayuda o una cantidad insuficiente (en comparación con los daños en su propiedad)”, comentó la abogada Adi Martínez Román, directora ejecutiva de la Fundación Fondo de Acceso a la Justicia, organización sin fines de lucro creada en el 2013 que ayuda a canalizar asistencia legal en asuntos civiles a personas de escasos recursos.

La organización Ayuda Legal Huracán María preparó un documento en torno al Plan de Acción publicado en mayo por el Departamento de la Vivienda sobre los fondos federales de la subvención de Desarrollo Comunitario para la recuperación de desastres (CDBG-DR, en inglés) para la recuperación a largo plazo de las viviendas e infraestructura de las comunidades afectadas por desastres naturales. Este detalla que entre 1,067,618 solicitudes a FEMA en cuanto a fondos de vivienda disponibles, solo 194,126 casos habían sido aprobados para reparación de vivienda o asistencia en el reemplazo.

“Uno de los problemas mayores ha sido la falta de transparencia en las apelaciones por denegatorias”, indicó la licenciada Ariadna Godreau, coordinadora de Ayuda Legal Huracán María, al indicar que se estima que el 62% de las solicitudes a FEMA han sido denegadas o no contestadas.

Daños insuficientes para recibir ayuda y problemas para probar titularidad o identidad de la persona que vive la propiedad afectada son algunos de los escenarios que, según Godreau, FEMA alega en las denegatorias.

“Uno de los problemas mayores en los daños insuficientes es que muchas veces los inspectores que fueron no eran de compañías contratadas por FEMA ni tenían el adiestramiento adecuado. Al principio, muchos (inspectores) hablaban inglés (lo que denota una barrera de idioma), algunos inspectores solo estaban dos o tres minutos (en la propiedad), ni entraban a las casas”, dijo la abogada.

Agregó que, por problemas de comunicación con los solicitantes, FEMA también ha tomado la decisión de cerrar casos, aunque advirtió que la mayoría de los escollos que han encontrado los peticionarios de ayuda han sido por problemas de titularidad.

“FEMA dice que más de 76,000 casos fueron denegados por eso. No sabemos si fue porque no tenían titularidad o porque no la consiguieron (prueba de ello)”, señaló Godreau.

No fue posible hablar con un representante de FEMA sobre este tema a través de una petición realizada a Delyris Aquino, portavoz de la agencia.

“El caso de cada sobreviviente es diferente y único, por lo tanto, si es elegible para una subvención de FEMA, la cantidad de la misma varía. Si un sobreviviente considera que la cantidad que FEMA le otorgó no es suficiente para cubrir sus pérdidas, puede visitar uno de los Centros de Recuperación por Desastre para apelar la decisión o llamar al 1-800-621-3362”, informó Aquino. Agregó que los casos abiertos o las apelaciones en curso continuarán trabajándose, a pesar de que la fecha límite para entregar solicitudes nuevas de asistencia fue el 18 de junio.

El jueves pasado, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos divulgó un informe en el que FEMA reconoció que no estuvo preparada para lidiar con una catástrofe como la causada por el huracán María en Puerto Rico.

Fondos insuficientes

El hogar de Itzaira Quiñones y Agustín Santana, ubicado en la comunidad San Isidro, en Canóvanas, fue uno de tantos que resultó seriamente afectado por las inundaciones provocadas por el huracán María.

“Perdimos todo lo de adentro, muebles, enseres, ropa, puertas, todo”, contó Quiñones, de 29 años, quien relató que ahora la casa tiene problemas de filtraciones.

La solicitud de ayuda a FEMA fue contestada con un cheque de $2,000, lo que Quiñones catalogó de insuficiente ante la cuantía de los daños, que no supo estimar. Tras apelar el caso, la pareja recibió $1,200 adicionales.

“Solo en los muebles se nos fue uno de los dos cheques”, lamentó Quiñones, quien señaló que no cuentan con el título de propiedad del hogar en el que su esposo se crio, pero le presentaron a FEMA una declaración jurada asegurando que su esposo es el dueño de la casa.

Godreau expresó que preocupa que FEMA pida documentos que no son cónsonos con los requisitos para probar titularidad de la vivienda. “Por razones históricas, culturales y económicas, muchos no tienen títulos de propiedad, pero no significa que no sean los dueños. Algunos no tienen la escritura y se la está denegando, aunque se les ha dado la alternativa de que llenen una declaración jurada, lo que crea dificultades porque en Puerto Rico hay grandes barreras de acceso a la justicia”, dijo.

Barranquitas, Lares, Yabucoa, Loíza y Vieques fueron algunos pueblos señalados por la abogada en los que abunda problemas de titularidad.

El licenciado Alejandro Figueroa, subdirector ejecutivo de Servicios Legales de Puerto Rico, informó que esta organización ha trabajado unas 300 apelaciones a FEMA hasta este mes.

“Muchas veces los terrenos se pasan de generación a generación y no necesariamente están inscritos en el Registro de Propiedad. Además, aquí en Puerto Rico la inscripción es mandatoria en la Propiedad Horizontal y cuando se hace una hipoteca”, dijo.

Ayuda para titularidad

A través de la Fundación Fondo de Acceso a la Justicia se canalizan fondos a organizaciones que dan servicios legales para promover acceso a la justicia. Uno de los esfuerzos más recientes, explicó Martínez Román, es para ayudar a que las personas puedan obtener su título de propiedad.

“Muchas personas están bien resistentes (a adquirir su titularidad). Hemos llamado a los que le hemos dado servicio (legal) y algunos no quieren dar información porque piensan que es una trampa o dicen que no les interesa”, dijo la abogada, quien exhortó a las personas que tengan dudas sobre la veracidad de estas llamadas a comunicarse con la fundación al 787-725-0117. Advirtió que este servicio legal es gratuito.

Martínez Román resaltó que obtener la titularidad de la propiedad es importante ya que hay un reclamo de organizaciones para que FEMA reabra los casos que tuvieron problemas en demostrar su titularidad.


💬Ver 0 comentarios