Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Pascal afirmaba que el corazón tiene razones que la razón no comprende. ¿Hay algo más profundamente inexplicable que el tema de la identidad? El Arzobispo Metropolitano de San Juan comparte en esta entrevista las razones que anidan en su corazón. Es verdad que las ha ofrecido porque lo hemos interrogado, pero también seguramente porque intuye, con el auxilio del mismo Pascal, que el ser humano “está dispuesto siempre a negar todo aquello que no comprende”. Dicho esto, no oculto que no es fácil entrevistar al Arzobispo, pues parece vivir a gusto dentro del silencio y de la soledad. Uno tiene la impresión de estar interrumpiendo una ceremonia privada. Y aun cuando habla, parece no salir de esa atmósfera de protección que lo envuelve. Esta sintonía tal vez explica el talante que lo caracteriza, aun en los momentos difíciles que le ha tocado vivir: atento, pausado, respetuoso, fundamentado, agudo y no menos valiente. Hay timidez de por medio, es cierto, pero sobre todo, sentimos una fe orante que no elude la profecía y, buen franciscano al fin, ni el amor a los gatos.


💬Ver 0 comentarios