(semisquare-x3)
Además perdieron trabajos de restauración y producción que hace un año se preparaban exclusivamente para la puesta en escena de la obra. (Vanessa Serra Díaz)

El pasado viernes en la mañana el padre de Lin-Manuel Miranda, Luis Miranda, caminaba junto al productor puertorriqueño Ender Vega por el cuadrángulo de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, como si nada sucediera.

Los trabajadores seguían afinando detalles finales en la institución, pintando y martillando, a la vez que ellos se dirigían sigilosos hacia el Teatro de la Universidad, donde ya estaba todo listo para el estreno del musical “Hamilton” el 8 de enero de 2019.

Mientras eso sucedía, la administración anunciaba con alegría una serie de actividades culturales y gastronómicas que se llevarían a cabo en ese mismo cuadrángulo, bajo el nombre “Solo en la IUPI”.

Pero todo se vino abajo cuando en la noche de ese mismo viernes, la producción de Estados Unidos del musical anunció que movía la sede del evento al Centro de Bellas Artes de Santurce ante dudas con la seguridad en el Recinto de Río Piedras. La noticia cayó como un balde de agua fría para los empleados y empleadas de la institución que llevaban cerca de un año trabajando en la producción.

Esto ha sido una inversión enorme de voluntad, de pasión y de trabajo”, expresó Mario Alegre, director interino de la Oficina de Comunicaciones, Desarrollo y Exalumnos de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Destacó que toda esta situación afecta a la institución universitaria que esperaba recibir cerca de medio millón de dólares en auspicios y $180,00 por el alquiler del teatro, que era a razón de $10,000 por función. Esto sin contar la “visibilidad” que iba a tener la institución con la puesta en escena y los posibles donantes, que según dijo el director interino de Comunicaciones, ya habían hecho acercamientos para ver cómo podían ayudar a la universidad.

Señaló, además, la desconfianza que crea esta situación a posibles productores que vislumbraban traer producciones nuevas el Teatro.

Manifestó que Solo en la IUPI era una de las propuestas que le hizo la institución a la Middle States para generar ingresos propios y que parte de los recaudos iban para el proyecto de becas con el mismo nombre que va dirigido a ayudar a estudiantes de escasos recursos y a la primera generación de estudiantes universitarios. Comentó que las y los universitarios habían “abrazado” el proyecto y que el Consejo de Estudiantes iba a recaudar fondos con la venta de agua.

A pesar de esta situación, Alegre comentó que están listos para pasar la página con “Hamilton” y enfocar su mirada en otros proyectos que ayuden a la institución. Afirmó que el proyecto de Solo en la IUPI lo seguirán desarrollando y que lo presentarán en algún momento del próximo año.


💬Ver 0 comentarios