Los grupos que encabezan la protesta esperan 1,500 personas durante la manifestación (semisquare-x3)
Los grupos que encabezan la protesta esperan 1,500 personas durante la manifestación. (Xavier J. Araújo Berríos)

Los portones de la administración central de la Universidad de Puerto Rico (UPR), en San Juan, amanecieron cerrados hoy, jueves, por diversos grupos sindicales de la institución universitaria que reclaman la protección del sistema de retiro de los empleados. 

A la administración central hoy no entra nadie. Nosotros estamos en la mañana de hoy para demostrarle a los licenciados (Walter) Alomar y (Zorayda) Buzó que el Fideicomiso de Retiro ellos no lo pueden destruir ni tratar como si fuera una cartera privada de ellos”, aseguró Eduardo Berríos, presidente de la Junta de Retiro de la universidad.

El funcionario dijo que esperan sobre 1,500 empleados de la universidad durante la manifestación que inició a las 6:00 a.m.

La protesta cuenta con la presencia de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), el Sindicato de Trabajadores, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APU) y representantes de los pensionados.

Los líderes sindicales solo están permitiendo el acceso al Jardín Botánico de la UPR, donde ubica la administración central, a los empleados del Servicio de Extensión Agrícola y empleados del Servicio Forestal de Estados Unidos que laboran en el lugar.

Según Berrios, la recién nominada por el gobernador Ricardo Rosselló a la Junta de Gobierno de la UPR, Zorayda Buzó, intentó introducir unas enmiendas al Código de Retiro de la universidad para “quitar poderes” de la Junta de Retiro. 

Las enmiendas fueron consideradas por el Comité de Asuntos Financieros y Comité de Retiro de la Junta de Gobierno, pero no prosperaron. 

“Establecen en la propuesta que los que estamos en la junta se tienen que ir en diciembre y toda la junta la eliminan al 30 de junio de 2019. Quieren eliminarnos a todos para traer unos nuevos”, dijo Berrios.

La Junta de Gobierno de la UPR está compuesta por 17 miembros electos por los empleados que aportan al sistema de retiro, el director de finanzas de la universidad y el director del Fideicomiso de Retiro.

Berrios estableció que tanto Buxó como el presidente de la Junta de Gobierno de la institución, Walter Alomar, buscan nominar miembros que respondan a los intereses de la administración de la universidad y no al de los empleados.

“La parte de destruir la junta completa es un plan para allanar el plan que estan concertando. Buzó tiene detrás de ellas un sin número de personas esperando para administrar las 10 carteras bajo el plan de contribución definida”, recalcó.

La Junta de Retiro presentó un recurso judicial ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan para detener los esfuerzos de la Junta de Gobierno contra el sistema de retiro. La vista preliminar fue pautada para el 27 de noviembre. 

"Eso detiene todos los planes que maquiavelicamente han estado trabajando", acotó. 

Por su parte, José Torres, presidente de la Heend, dijo que las acciones de Alomar y Buxó sobre el sistema de retiro de la UPR “son un atentado a la paz institucional”.

Torres expresó que el grupo que dirige reunió con el presidente de la universidad, Jorge Haddock, pero que no han tenido resultados.

“Nosotros nos hemos reunido con él, sin embargo ha sido parco en toda estas gestiones que le hemos planteado desde junio desde el vista punto de vista del convenio y el retiro”, estableció.

El presidente de la UPR reacciona

Entretanto, el presidente de la UPR reaccionó a la protesta y aseveró que al cerrar la sede administrativa de la universidad los líderes sindicales demuestran que "solo quieren destruirla". 

"Un día de cierre es un día que no se puede trabajar en la preparación de los estados financieros, cuya fecha de entrega ya se aproxima. También se afectan las labores de configuración de la solicitud de admisión. Sin acreditación la viabilidad de la Universidad estaría en peligro, así como las ayudas federales a nuestros estudiantes", expresó en declaraciones escritas. 

Haddock dijo que el cierre se produjo en respuesta a "supuestos cambios al sistema de retiro" y puntualizó que no se han realizado. 

"La Junta de Gobierno de la Universidad, compuesta por representantes estudiantiles y claustrales, no ha tomado decisión alguna sobre el Sistema de Retiro. Hago un llamado al diálogo, a la prudencia y a la unidad", sostuvo. 



💬Ver 0 comentarios