Para aportar a la reconstrucción del país, la Universidad de Notre Dame, con la ayuda de la Universidad de Michigan, creó un portal lleno de testimonios luego del huracán María. Una profesora te explica el proyecto.

De una en una, las historias de decenas de puertorriqueños, poco a poco, pintan el panorama. Desde los pescadores en Guánica, un caficultor en Yauco, un barbero en Adjuntas o los pequeños empresarios en Santurce, todos contribuyen para narrar –desde sus vivencias– la destrucción y recuperación de la isla tras el paso del huracán María.

Sus historias son el eje central de un proyecto creado por dos universidades estadounidenses, la Universidad de Notre Dame y la Universidad de Michigan, para dar a conocer cómo Puerto Rico ha manejado la devastación causada por el huracán categoría 4 que cruzó la isla el 20 de septiembre de 2017.

La iniciativa ha sido bautizada como Listening to Puerto Rico y más que una colección de relatos, se ha convertido en una plataforma que ha permitido crear alianzas entre entidades locales y estadounidenses, y ha facilitado que llegue ayuda a la isla, señaló la profesora asociada de Literatura de la Universidad de Notre Dame, Marisel Moreno.

Lo que queríamos era cambiar la narrativa. No queríamos ser nosotros como profesores hablando, sino que fuera la gente que contara sus historias, que se escucharan las voces de Puerto Rico”, expresó, por su parte, el jefe del Departamento de Lenguas Romances y Literatura de Notre Dame, el profesor Thomas Anderson.

Moreno es puertorriqueña, criada en San Juan. No vive en la isla, pero narró que sabía que debía hacer algo para ayudar a Puerto Rico en el proceso de recuperación.

No sabía qué nos íbamos a encontrar. Lo que se sabe en Estados Unidos es la destrucción, pero no se ha visto todo. Puerto Rico no se ha muerto, la gente está muy positiva de que podrán salir adelante”, relató Moreno.

Fueron precisamente esas historias de optimismo las que lograron capturar los profesores en sus entrevistas, que comenzaron a grabar en junio pasado.

“No se trata de que salimos a buscar solo historias positivas y borrar lo que pasó, olvidarnos de la destrucción. Pero lo que encontramos fue mucha fortaleza de la gente, muchos no querían hablar de lo que pasó, sino de cómo están echando hacia adelante”, indicó Anderson, especialista en Literatura Cubana.

Alianza universitaria

Listening to Puerto Rico nació como un proyecto en conjunto entre Notre Dame y Michigan, dos instituciones de educación superior que típicamente son rivales en el terreno deportivo.

El esfuerzo se ideó originalmente como un curso en línea para estudiantes que duraría un mes, explicó Moreno. Equipos de grabación de ambas instituciones universitarias llegaron a la isla en verano para trabajar en el contenido del curso y trabajaron contrarreloj para que el material estuviera listo para agosto, añadió.

Casi un año después del paso del huracán María, la historia de la destrucción que causó en Puerto Rico se proyectó en las pantallas gigantes del estadio de fútbol americano colegial en el medio tiempo del juego más importante del año, en pleno Día del Trabajo. El vídeo incluyó mensajes de los presidentes de ambas universidades, en los que expresaron su apoyo con la iniciativa y con llevar información sobre lo que había ocurrido en la isla, señaló Moreno.

El curso fue exitoso. Anderson detalló que, mientras estuvo en línea –del 27 de agosto al 24 de septiembre– cerca de 300 personas completaron el curso y tuvo unos 1,000 visitantes únicos en la plataforma Coursera, un portal que algunas de las universidades estadounidenses más importantes utilizan para ofrecer desde clases en línea hasta grados académicos.

“Después del curso en línea, queríamos transferir todo ese contenido a su propio website y lo logramos. Ahora, toda esa información, todas esas entrevistas están disponibles para todo el mundo, no es solamente para un público pequeño, académico”, señaló Moreno.

Un llamado a la acción

El portal está dividido en tres partes: Escucha, Aprende y Actúa. Aunque las entrevistas a los ciudadanos son el grueso del proyecto, no se queda ahí.

No queremos que termine ahí (en los vídeos). Tenemos mucha información para la gente, tenemos un área que es el llamado a la acción, ahí las personas pueden encontrar el enlace para organizaciones sin fines de lucro, pueden ver cómo donar. También incluimos que pueden ayudar haciendo turismo, pero que sea un turismo con conciencia”, sostuvo Moreno.

A raíz de Listening to Puerto Rico, se han realizado eventos en centros educativos para discutir la situación actual de la isla. En uno de ellos, los seis profesores puertorriqueños de la Universidad de Notre Dame participaron de un panel para hablar sobre la isla y discutir su futuro. Del mismo modo, han llevado a expertos de Puerto Rico –como al director asociado de Casa Pueblo, Arturo Massol– a la institución universitaria en Indiana para participar de un conversatorio y a funcionarios de la Universidad del Sagrado Corazón, en Santurce, para que estos presentaran los proyectos que han desarrollado tras el impacto del ciclón.

Como parte de esos encuentros, ya se desarrollan proyectos en común entre las instituciones, adelantó Moreno. Una de las posibilidades es que estudiantes de Notre Dame lleguen hasta Puerto Rico para tomar cursos en verano en Sagrado Corazón, detalló la profesora.

Eso es algo que nos da mucha alegría, porque estamos viendo el impacto que esto tiene en la gente, en el país”, expresó.

Asimismo, tras un conversatorio en la Universidad Estatal de Ohio, una persona se comunicó con los profesores para solicitar información sobre cómo hacer un donativo para una entidad puertorriqueña. Ellos le suplieron los detalles y ya recibieron aviso de que el donante envió un cheque a una de las organizaciones sin fines de lucro de Loíza que fueron parte del proyecto audiovisual.

Hay mucho interés en nuestra universidad en colaborar, en hacer proyectos en Puerto Rico”, sostuvo.

Anderson destacó que estos acercamientos no habrían sido posibles sin esas primeras conversaciones a inicios de año pasado para buscar cómo ayudar a la isla, pues es muy poco lo que se conoce de Puerto Rico en Indiana y Michigan, los estados donde están enclavadas las universidades que se unieron en esta alianza poco común.

Anderson recordó que los funcionarios administrativos de Notre Dame y Michigan que supervisaron el proyecto solicitaron que se trabajara un vídeo de unos cinco minutos para explicar la historia de Puerto Rico.

“Eso era muy poco tiempo, pedimos que nos dieran por los menos 20 minutos. Explicar la historia de Puerto Rico desde la época colonial hasta ahora es muy complejo”, expresó.

El resultado final fueron varios vídeos de unos 24 minutos de duración titulados “Puerto Rico 101”, en referencia a la numeración que reciben los cursos más básicos en el sistema universitario estadounidense.

Para los puertorriqueños, los vídeos, quizás, son muy sencillos o no dan información nueva, pero es información importante que queríamos llevar para que la gente aprenda sobre Puerto Rico, sobre todo en el Midwest (Medio Oeste de los Estados Unidos)”, expresó el profesor.


💬Ver 0 comentarios