Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Fernández describió a Turismo como una dependencia “bastante alineada” con el plan estratégico de la UPR. (Vanessa Serra Díaz)

Turismo, Corrección y Rehabilitación, Justicia, Familia y Agricultura serán las primeras dependencias gubernamentales que firmarán, tan pronto como el mes que viene, acuerdos de entendimiento o contratos con la Universidad de Puerto Rico (UPR), entidad que está inmersa en el proceso de generar ingresos nuevos.

La presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández, hizo ayer el anuncio en una pausa en medio de la tercera jornada de reuniones que, por mandato de una orden ejecutiva, sostiene el liderato del centro docente con las agencias. Ayer le tocó el turno al Departamento de Transportación y Obras Públicas, la asesora de Asuntos Federales de La Fortaleza, Ética Gubernamental y Turismo, entre otras.

“Las reuniones se siguen llevando y vamos recogiendo las necesidades y prioridades de las agencias. Ya llevamos 12 jefes de agencia”, sostuvo Fernández en un aparte con periodistas.

Fernández no brindó mayores detalles sobre acuerdos específicos, aunque describió a Turismo como una dependencia “bastante alineada” con el plan estratégico de la UPR. En reuniones anteriores sostuvo que dependencias como Agricultura y Educación habían mostrado interés en el ámbito de capacitación de su recurso humano.

Los acuerdos que sean firmados tendrán que generar fondos recurrentes.

“Todas las agencias tienen necesidades de capacitación en sus diferentes especialidades, sale mucho el tema de tecnología y la necesidad de fortalecer sus bases de datos”, dijo Fernández.

“Tiene que ser una oportunidad para ambas partes. Que el gobierno reciba un servicio de alta calidad, puntual, que se rindan cuentas por el uso de fondos públicos, pero la universidad necesita cobrar”, agregó.

Fernández indicó que, finalizada esta tercera y última reunión, la institución que dirige centrará su atención en las organizaciones sin fines de lucro y la empresa privada, como parte de su esfuerzo para generar más dinero. 

En la reunión de ayer estuvo presente la asesora en Asuntos Federales de La Fortaleza, Frances Ortiz. 

Según dijo Fernández, se estará coordinando una reunión junto a los rectores, ya que existen propuestas de fondos federales que pueden ser aprovechadas por la UPR.

“Hay que tener una respuesta rápida cuando surgen las oportunidades de propuestas federales”, dijo. 

Reto fiscal. La UPR tiene sobre sus hombros la encomienda de identificar ahorros e ingresos nuevos que totalicen $450 millones para el año 2021. Para el próximo año fiscal, la meta es de $200 millones.

Sigue siendo un misterio de dónde salen esos números y, tanto el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares como la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), se han pasado esa responsabilidad como una papa caliente.

Fernández y el presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Carlos Pérez, deberán entregar a más tardar el 31 de marzo el plan fiscal. Ayer, una reunión pautada entre Fernández y el director ejecutivo de las JSF, Ramón Ruiz Comas, fue cancelada debido a que la presidenta de la UPR estimó necesario estar presente en las reuniones con las agencias.

A la fecha, la UPR ha identificado recortes e ingresos nuevos que totalizan $221 millones, cifra que no incluye despidos, pero sí $50 millones en ingresos generados por los acuerdos de entendimiento con las agencias que se negocian. Fernández ha advertido que la cifra de $450 millones atenta contra la estabilidad de la centenaria institución. 

“Es una cifra arbitraria en el sentido de que no hemos podido identificar cómo se establece. O sea, $200 millones, $300 millones o $450 millones”, dijo Fernández.


💬Ver 0 comentarios