En la foto José Carrión III, y la directora ejecutiva, Natalie Jaresko. (semisquare-x3)
En la foto José Carrión III, y la directora ejecutiva, Natalie Jaresko.

Washington - El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, José Carrión III, y la directora ejecutiva, Natalie Jaresko, se reunieron hoy con el director adjunto de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Russell Vought, en momentos en que el gobierno de Puerto Rico busca lograr el desembolso de fondos claves para la reconstrucción de Puerto Rico.

La JSF confirmó la reunión y divulgó una foto de Carrión y Jaresko saliendo de la Casa Blanca.

“No tienen más que decir. Solo una reunión general”, indicó una portavoz de la JSF.

Vough va a quedarse al frente temporalmente de la Oficina de Presupuesto y Gerencia de la Casa Blanca, OMB, por sus siglas en inglés, tras el presidente Donald Trump nombrar como jefe de Gabinete interino al director de esa oficina, Mick Mulvaney.

El excongresista Mulvaney sustituirá interinamente en la Casa Blanca al general jubilado John Kelly, quien ha sido el jefe de Gabinete del gobierno de Trump desde el verano de 2017.

A principios de mes, el coordinador de Revitalización de la JSF, Noel Zamot, envió un correo electrónico a la subsecretaria de la Vivienda federal (HUD), Pamela Hughes Patenaude, expresando su interés en colaborar con el proceso de desembolso de los fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres CDBG-DR y ofreciendo a la JSF como garantía para el bueno uso del dinero.

Patenaude – a quien el secretario de la Vivienda de Puerto Rico, Fernando Gil Enseñat, considera la “principal aliada” en el gobierno de Donald Trump-, anunció hoy su renuncia efectiva al terminar el año.

En total, el gobierno federal asignó casi $20,000 millones en fondos CDBG-DR para mitigar el desastre causado por el huracán María, que azotó la isla hace 15 meses, causando un estimado de 2,975 muertes y, según el gobierno, sobre $100,000 millones en pérdidas.

Pero, a pesar de que el secretario de HUD, Ben Carson, fue a San Juan en el primer aniversario del impacto del huracán, el pasado 20 de septiembre, a anunciar el acuerdo para desembolsar los primeros $1,500 millones en fondos CDBG-DR, no se ha entregado un solo centavo.

HUD ha reclamado al gobierno de Puerto Rico demostrar primero que tienen la capacidad de personal y los sistemas de información adecuada para manejar los fondos, antes de iniciar los desembolsos.

Los fondos federales para atender el desastre causado por el huracán María son claves para financiar el plan fiscal certificado por la JSF.

“Como parte de nuestra función y los requisitos de la ley Promesa, nos gustaría trabajar con usted, el equipo de HUD y otras partes interesadas para garantizar que estos fondos se pongan en marcha para el beneficio inmediato de los residentes de Puerto Rico”, indicó el oficial de Revitalización Zamot, en la comunicación enviada el 6 de diciembre a la subsecretaria Patenaude.


💬Ver 0 comentarios