El Negociado de la Policía será la agencia responsable de emitir la licencia (horizontal-x3)
El Negociado de la Policía será la agencia responsable de emitir la licencia. (GFR Media)

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto que crea el primer Registro y Licencia de Técnicos de Sistemas de Vigilancia en la isla, para establecer unos requisitos mínimos para que la población confíe en quiénes instalan y reparan sistemas de alarmas y seguridad.

El Proyecto de la Cámara 1094, de la autoría del representante Néstor Alonso Vega, crea los parámetros para que ninguna persona que no esté certificado, no pueda instalar sistemas de alarma o cámaras de vigilancia, según se informó hoy en un comunicado de prensa.

La medida establece que toda persona que desee obtener una licencia como técnico de sistemas de vigilancia y seguridad, la tendrá que solicitar al Comisionado de la Policía.

Cada solicitud será acompañada de prueba suficiente demostrativa de que el solicitante reúne los requisitos fijados por la nueva ley y deberá ser suscrita y jurada por el peticionario.

La licencia tendrá un costo de $20 y será renovada cada dos años.

"Nuestra meta con este proyecto es una sola: brindarle mayor seguridad y tranquilidad a nuestro pueblo. Por la naturaleza del trabajo, realizado por los técnicos de sistemas de vigilancia y seguridad, estos obtienen acceso a información sobre las propiedades, bienes y vidas de quienes requieren sus servicios", dijo el legislador.

Enfatizó que solamente el técnico instalador y reparador de estos sistemas de seguridad, los cuales se han tornado sumamente técnicos, elaborados y complejos, conoce cómo se hace la instalación y configuración de dichos sistemas en una propiedad.

"Es el técnico quien conoce el funcionamiento del sistema, sus virtudes y debilidades", dijo el legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Según explicó el también presidente de la Comisión de Turismo y Bienestar Social de la Cámara, la crisis económica que atraviesa la isla, sumado a un marcado deterioro de valores familiares y personales, ha contribuido a una mayor problemática de seguridad, mayormente en robos en las propiedades.

"La ocurrencia de los escalamientos ha generado una necesidad en las familias puertorriqueñas de instalar sistemas de vigilancia incluyendo, alarmas y otros dispositivos de seguridad en sus propiedades. Sin embargo, ello no ha sido suficiente para reducir de manera aceptable la incidencia de dichos delitos", concluyó.


💬Ver 0 comentarios