Un grupo de agentes de la Policía llegó hasta la Mansión Ejecutiva para denunciar que se les denegó acogerse al Programa de Transición Voluntaria. (horizontal-x3)
Un grupo de agentes de la Policía llegó hasta la Mansión Ejecutiva para denunciar que se les denegó acogerse al Programa de Transición Voluntaria. (André Kang)

Las quejas de policías a los que no les permitieron acogerse al Programa de Transición Voluntaria (PTV) llegaron ayer hasta La Fortaleza.

Al ser recibidos por personal de la Mansión Ejecutiva, un grupo de oficiales denunció la forma en que el Negociado de la Policía rechazó sus solicitudes aludiendo a la falta de personal por la que atraviesa la agencia.

“La persona se comprometió a llevar el mensaje directo al secretario de la Gobernación (Raúl Maldonado) para atender el asunto”, dijo a El Nuevo Día alguien con conocimiento de la reunión, pero que pidió reservar su nombre por temor a represalias.

Según explicó, sobre 30 oficiales crearon un grupo para manifestar su malestar con la situación ante la administración, y no descartan tomar acción legal de ser necesario.

El subsecretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi, confirmó que la Oficina del Ciudadano en La Fortaleza recibió a los agentes.

“Estaremos revisando con las agencias pertinentes cada caso por su particularidad, y conocer las razones por las que fueron denegadas (las solicitudes para) acogerse al PTV. La evaluación tomará en cuenta garantizar el debido proceso de los peticionarios como también preservar la seguridad pública”, expresó Llerandi por escrito.

El Departamento de Seguridad Pública (DSP) informó ayer que ha rechazado solicitudes según la autoridad que le confiere la Orden Administrativa OA-2018-6 del 18 de abril, que provee incentivos para que los empleados públicos se vayan a trabajar fuera del gobierno.

La sección 14, que dispone sobre las “exclusiones”, indica que, si el patrono “determina que la renuncia voluntaria del empleado elegible afecta adversamente los servicios que el Departamento de Seguridad Pública brinda, podrá denegar la solicitud del empleado elegible para acogerse al programa”.

Un estudio ordenado por la Reforma de la Policía encontró que se necesitan 1,183 oficiales más en la calle, mientras que el gobierno no tiene dinero para reclutar cadetes.

El DSP informó ayer que, en la primera fase del programa de transición voluntaria, fueron aprobadas 382 solicitudes de las 470 sometidas, y en la segunda, fueron avaladas 127 de las 764 presentadas.

“El problema es que, en todo momento, nos motivaron a solicitar. Nos llevaron al anfiteatro del Cuartel General, y esose llenó. Allí, nos dieron a entender que eso iba. Por eso, a muchos nos mandaron a agotar días de licencia que no se liquidan, pero estando afuera, nos llegó la carta denegando la solicitud”, relató el oficial que habló con este diario.

Añadió que “ya muchos habían incurrido en gastos de mudanza, venta de propiedades y entrado en contratos para trabajar en otros sitios”.

“Tampoco dijeron que, si no aprobaban, cómo iban a decidir a quiénes sí y a quiénes no. Allá después se lo dieron a los que tenían 30 años de servicio sin edad para retirarse, pero eso no se había informado”, afirmó.

“Todo esto es muy lamentable, y añade a la frustración que está provocando que más policías se quieran ir”, puntualizó el agente.


💬Ver 0 comentarios