Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Más de una docena de residencias tienen toldos azules en el área de Dorado. (GFR Media) (horizontal-x3)
Más de una docena de residencias tienen toldos azules en el área de Dorado. (GFR Media)

Los miles de toldos que sirven como techo a los hogares afectados tras el paso del huracán María el 20 de septiembre pasado son una “solución temporal” y no estén preparados para enfrentar eventos atmosféricos, reconoció esta tarde la portavoz de la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), Deliris Aquino.

De hecho, la funcionaria reconoció en declaraciones escritas que el material plástico con el que están diseñados estos toldos está supuesto a durar solo 30 días. Esto quiere decir que todo aquel techo azul que fue instalado antes de junio pasado está caducado.

“El material de techo temporero que FEMA proporcionó, los toldos livianos de auto-ayuda y los techos azules, tiene el propósito de ser una solución temporal para ayudar a prevenir otros daños hasta que puedan hacer las reparaciones permanentes. El plástico está diseñado para durar 30 días. Por esta razón, se les recomienda a los propietarios a que hagan arreglos para las reparaciones permanentes del techo dentro de los 30 días, si les es posible”, indicó Aquino.

La funcionaria añadió que “para garantizar la seguridad de los sobrevivientes en Puerto Rico que todavía tienen techos temporales en su vivienda, FEMA respalda la recomendación del gobierno de Puerto Rico de pedir a los sobrevivientes que busquen refugio alterno, cuando sea necesario”.

Las expresiones se emitieron ante las dudas que han surgido sobre lo resistente que son estos toldos para soportar eventos atmosféricos, como lo es la fuerte onda tropical que se registra hoy sobre la isla y que provoca fuertes lluvias y vientos en ráfagas de hasta 50 millas por hora.

Hasta la fecha, FEMA entregó al Cuerpo de Ingeniero de los Estados Unidos unos 59,469 techos azules para instalar en viviendas afectadas por María. Además, entregó otros 125,981 toldos a los municipios para ser repartidos a los damnificados, informó Aquino.

Para que tenga una idea más clara, unos 50,000 toldos fueron instalados por elCuerpo de Ingenieros entre septiembre a enero pasado, según consta del archivo de noticias de El Nuevo Día. Todos estos techos azules están caducados, pues han sobrepasado los 30 días de vida útil que estipula FEMA.


💬Ver 0 comentarios