Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Gobierno  y uno de sus contratistas tendrán que responder económicamente a una madre y a su hijo menor de edad que sufrió graves daños por impericia médica estimados por el tribunal en  $5.1 millones.   


💬Ver 0 comentarios