La presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez (horizontal-x3)
La presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez. (GFR Media)

La presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martínez, catalogó hoy como "indignante y humillante" el trato a los educadores transitorios que acudieron el viernes a realizarse las pruebas de dopaje para el próximo año escolar.

Según detalló Martínez hoy en un comunicado de prensa, "cientos de maestros transitorios hicieron filas interminables bajo el sol", en las afueras del Negociado de Ciencias Forenses y las regiones educativas, para cumplir con las pruebas de dopaje requeridas para trabajar.

"Aún no arranca el año escolar y ya el caos es evidente", dijo Martínez, quien agregó que los maestros que no pudieron hacerse las pruebas el viernes, tenían que regresar hoy, sábado.

"Esto es una muestra de la manera atropellada y desordenada como se iniciará este año escolar producto del cierre de escuelas, la declaración de cientos de maestros como recursos disponibles y el enmarañado proceso de nombramiento de maestros", añadió.

Martínez resaltó que lo ocurrido "desmiente" a la secretaria de Educación, Julia Keleher, "que ha querido hacer creer que todo está listo para recibir a los estudiantes e iniciar la labor de enseñanza".

La líder magisterial indicó que hubo maestros que esperaron 17 horas para hacerse las pruebas y que en algunas regiones las pruebas no alcanzaron.

"El trato dado a los educadores ha sido inhumano y atropellante. Mientras Keleher dormía plácidamente, la seguridad del magisterio se puso en riesgo al tenerlos a altas horas de la madrugada en la calle, para hacerse una prueba de dopaje, en total desorganización", expresó Martínez.

"Lo peor de todo es que esta improvisación y abuso afectará la educación y el aprovechamiento académico de los niños y niñas, víctimas de una funcionaria guiada por consideraciones empresariales al administrar el sistema educativo", puntualizó.


💬Ver 0 comentarios