(semisquare-x3)
Una jóvenes cantan con panderos durante la manifestación en la calle Fortaleza del Viejo San Juan. (Vanessa Serra Díaz)

Manifestantes que participaron esta tarde en una protesta contra la violencia machista bloquearon esta noche el tránsito en la calle Fortaleza, intersección con la calle Del Cristo.

Algunos de los participantes instalaron mesas con comida y un puñado de casetas para acampar colocadas sobre el pavimento. Mientras, a las 7:30 p.m. continuaban cantando consignas y prometiendo que se quedarán en el lugar.

El coronel Juan Cáceres, jefe de la Policía en San Juan, indicó que la Uniformada se mantendrá en el lugar y no ha recibido instrucción de que los manifestantes sean removidos.

En horas de la tarde, Shariana Ferrer, portavoz de la Colectiva Feminista en Construcción, había anticipado este escenario en caso de que el gobernador no firmara un borrador de orden ejecutiva que la organización pretendía entregarle como parte de las actividades del día. Ferrer indicó que se mantendrían en el lugar indefinidamente hasta lograr su objetivo.

Rafael Vega, portavoz de prensa de La Fortaleza, indicó a El Nuevo Día que no había asesores para atender al grupo.

La esencia del documento gira en torno a que se declare un estado de emergencia nacional por la situación de violencia de género y, como primer punto, se le ordena a la Procuradora de las Mujeres establecer alianzas con organizaciones y grupos que proveen atención a mujeres en casos de violencia de género. Además, claman porque se implemente una campaña masiva de educación sobre la violencia de género, sus causas y sus consecuencias.

En el documento se busca ordenar a la secretaria de Educación, Julia Keleher, a que implemente un currículo en que se incorpore la educación con perspectiva de género, que se reestructure la manera en que la Policía trabaja casos de violencia de género y se establezcan talleres para identificar a tiempo posibles casos de violencia de género en la uniformada.

Tan reciente como esta mañana, Pilar Hernández Llera se convirtió en la tercera mujer en morir a manos de su pareja o expareja policía.

“Estamos en un estado de emergencia, aunque el gobernador no lo haya decretado. Venimos aquí para recordarle que las mujeres somos importantes. De la misma forma se decretan estados de emergencia por la crisis fiscal, hay que declarar un estado de emergencia contra la violencia machista. No vamos a permitir que sigan muriendo mujeres y que él no tenga nada que decir ninada que aportar”, dijo por un lado VanesaContreras Capó, una de las portavoces de los organizadores de la actividad, en entrevista con El Nuevo Día.

Contreras Capó atribuyó lo que denuncian comoel silencio de Rosselló a que hay “ciertos grupos” que impiden que actúe.

“Lo que se ha probado no funciona. Si implementan un plan y no funciona, tienes que implementar otro plan”, dijo. “Hace más de un año trajimos un montón de propuestas e hizo caso omiso”.

Ferrer denunció que resulta “insultante” que el gobernador supuestamente no le preste atención a la racha de asesinatos de mujeres en el país. Son sobre 40 años en el 2018, incluyendo 22 en incidentes de violencia de género.

Ferrer contrastó campañas educativas lanzadas por el Estado en el pasado, como la que diseñada para atender la epidemia del zika con la falta de voluntad para atender el tema de la violencia de género

“He visto la capacidad del gobierno cuando desea ser productivo”, dijo Ferrer. “Han sido sobre 40 mujeres… y aquí no pasa nada”.


💬Ver 0 comentarios