Manifestantes bloquean la avenida Muñoz Rivera (horizontal-x3)
Algunos de los manifestantes tiraron cenizas frente al edificio Seaborne, en Hato Rey. (André Kang)

Manifestantes con vestimenta protectora, guantes y máscaras lanzaron esta tarde cubos de cenizas frente a la sede de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), lo que provocó un encontronazo con agentes de la Policía. 

Manifestantes protestan frente a las oficinas de la Junta de Supervisión Fiscal en la Milla de Oro.

Posted by El Nuevo Día on Thursday, August 31, 2017

Ante la cercanía de las personas, un agente sacó una vara y comenzó a lanzar golpes a los manifestantes, quienes -igualmente- hicieron frente a los agentes. 

A la protesta, que fue convocada por la Jornada se Acabaron las Promesas e inició antes de la 4:00 p.m., se unieron los vecinos de la comunidad de Tallaboa, en Peñuelas, quienes llevan semanas manifestándose e intentando evitar el depósito de cenizas por parte de la empresa Applied Energy Systems (AES) en el vertedero ubicado en ese municipio. 

"Nosotros tenemos una lucha a la que se está uniendo todo el pueblo de Puerto Rico. El mensaje que le voy a enviar al gobernador (Ricardo Rosselló) es que no nos vamos a rendir", expresó Jimmy Borrero, activista peñolano. 

"Hemos agotado todos los medios pacíficos posibles", abundó. 

Poco antes de las 4:00 p.m., integrantes de la Jornada se Acabaron las Promesas -con los rostros cubiertos y vestidos de negro- bloquearon la avenida Luis Muñoz Rivera, lo que dio paso a la movilización de decenas de policías estatales.  

La presencia de agentes era considerable en los predios del Popular Center y el edificio Seaborne, sede de la JSF. El helicóptero de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) se mantuvo sobrevolando la zona de Hato Rey mientras se producía la protesta. 

Según la portavoz de los manifestantes, Scott Barbés, la movida inicial procuraba asegurar el espacio para "garantizar el derecho democrático" a protestar. 

Revive las incidencias 


💬Ver 0 comentarios