Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La preocupación sobre la disponibilidad de agua en Puerto Rico se ha agudizado últimamente, sobre todo por la poca lluvia recibida este año y la baja en los niveles de los lagos, una relación de causa y efecto que controla en gran medida la naturaleza. Sin embargo, otra amenaza es la contaminación y esta depende más de las personas.


💬Ver 0 comentarios