Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los augurios son que la temperatura se mantenga en los bajos 90 grados. (horizontal-x3)
Los augurios son que la temperatura se mantenga en los bajos 90 grados. (Archivo / GFR Media)

El termómetro lleva dos días marcando temperaturas de 93 grados Fahrenheit en Puerto Rico y no se espera que este panorama cambie hasta después del fin de semana.

Pero no solo el calor ha acechado a los boricuas. También persiste la presencia de particulado de polvo del desierto del Sahara, que afecta a la salud y genera mayor sensación de calor.

Los satélites muestran un área extensa de polvo del Sahara alrededor de nuestra área”, afirmó el meteorólogo Ian Colón Pagán, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

Según detalló el funcionario federal, el domingo la temperatura en la sede del SNM alcanzó los 89 grados Fahrenheit.

No obstante, el lunes se rompió el récord alcanzado en el 2001, de 92 grados Fahrenheit. El mercurio llegó a los 93 grados, temperatura que se repitió ayer.

Para hoy, el panorama no será diferente. Los augurios son que la temperatura se mantenga en los bajos 90 grados.

Colón Pagán explicó que la sensación de calor ha sido mayor, debido a la combinación de la temperatura con la humedad. A este aspecto se le conoce como el índice de calor, el cual podría superar hoy los 100 grados.

Los responsables de este periodo cálido son los vientos leves que se registran del este sureste. Este clima le ha afectado principalmente a la zona urbana y costera del norte, explicó.

Entretanto, el meteorólogo indicó que la probabilidad de aguaceros es mínima para la mayoría de la Isla. Podrían reportarse algunos chubascos en sectores del interior y oeste.  

Por otro lado, las condiciones marítimas están peligrosas para los bañistas.

El riesgo de corrientes submarinas, las cuales arrastran a los nadadores hacia mar afuera y les aumenta las posibilidades de que se ahoguen, están altas para la costa norte y Culebra. Por tal razón, el SNM recomienda que las personas no entren a estas playas.

Para el resto de las playas de Puerto Rico, el riesgo de corrientes submarinas es moderado. Se les exhorta a los bañistas a que tengan precaución.

Los marineros también deben tenerla, pues el oleaje está entre seis a ocho pies en las aguas alrededor de la Isla.


💬Ver 0 comentarios