Jorge Veci informó que  las obras conllevarán una inversión de $8 millones para reparar el puente que discurre sobre el caño Martín Peña. (semisquare-x3)
Jorge Veci informó que las obras conllevarán una inversión de $8 millones para reparar el puente que discurre sobre el caño Martín Peña. (Ramón “Tonito” Zayas)

El puente del expreso PR-22 después el túnel Minillas en San Juan en dirección hacia Bayamón atravesará por reparaciones que provocarán cierres de carriles por fases durante los próximos 12 meses.

Metropistas informó hoy que las obras conllevarán una inversión de $8 millones para reparar el puente que discurre sobre el caño Martín Peña y que tiene 40 años de antigüedad.

El director de operaciones de Metropistas, Jorge Veci, informó que desde este miércoles comenzarán los trabajos que provocarán el cierre solamente del carril de la izquierdo del puente durante ocho semanas, dejando cuatro carriles para el tránsito.

Ese trabajo incluirá el cierre de la rampa de la avenida Luis Muñoz Rivera hacia el expreso PR-22.

Al cabo de ocho semanas, en algún momento de mayo, se hará el primer cierre de todo el puente para que el hormigón nuevo del carril de la izquierda pueda estar listo para utilizarse, explicó Veci.

Añadió que el cierre total del puente comenzaría un viernes en la noche y culminaría en la madrugada del lunes.

Luego vendrán las otras fases abriendo unos carriles y cerrando otros, pero al final de cada fase se cerrará el puente completo.

En total, durante los próximos 12 meses, el puente tendría cierre total en cinco fines de semanas.

“El hormigón alcanza un 90% de resistencia en siete días, pero nosotros estamos usando unos químicos acelerantes para abrir en 48 horas”, sostuvo Veci.

“Llevo muchos años en esto y no conozco una obra que no haya sido incómoda, pero es absolutamente necesario”, agregó.

Destacó que ese tramo, del túnel Minillas hasta la salida hacia el centro comercial Plaza Las Américas, es “quizás el área más transitada de Puerto Rico, con más de 100,000 vehículos diario”.

Los trabajos no afectarán el puente en dirección hacia el túnel Minillas, pues ya atravesó por una rehabilitación en el 2015.

Defectos encontrados

Según Veci, el puente tiene áreas con delaminaciones en el pavimento marcadas en el carril derecho, áreas con desprendimientos superficiales de hormigón y desprendimientos en junta, grietas superficiales en la losa y exposición de armaduras de la losa, entre otras.

También han encontrado socavaciones cerca del estribo, desprendimientos en zona de apoyo, corrosión en asentamiento de viga y daños en el revestimiento del estribo de la rampa.

De acuerdo con Veci, estas obras son la segunda etapa de la reparación, pues la primera se pudo realizar desde la parte de abajo del puente, con una inversión de $2 millones.

En esta segunda etapa, sobre el puente, se repararán en profundidad las losas con vertido de hormigón y reposición de acero de refuerzo, además de reparaciones en los asientos de las vigas y otras zonas.

Como acabado final, se cubrirá la totalidad del puente con una capa fina de superficie polimérica que mejorará el rodaje sobre la carretera, informó Metropistas.

“Mediante estas obras, garantizaremos el confort del tránsito cuando se termine”, dijo Veci.

En ese sentido, indicó que la inversión de $140 millones en reparaciones desde el 2014 hasta el 2018 en los expresos PR-22  y PR-5 “ha mejorado significativamente” los accidentes con fatalidades, con una reducción de 559 a 213 en esas vías.

Tome nota

Por su parte, el ingeniero Iván Munera, gerente de infraestructura de Metropistas, señaló que desde el miércoles personal del contratista Del Valle Group comenzará a ubicar letreros en el puente y vías aledañas para orientar a los conductores sobre el primer cierre, que será del carril izquierdo solamente.

Explicó que los conductores que vienen desde Hato Rey hacia el expreso PR-22, en vez de usar la rampa en Santurce, tendrán que llegar hasta el Natatorio de San Juan, tomar la salida hacia la Kennedy y, de inmediato tomar la salida de regreso a la avenida Muñoz Rivera, para entonces salirse hacia el expreso PR-22.

“El primer cierre debe estar en el mes de mayo, si todo surge como lo tenemos planificado”, sostuvo Munera.

Después de esa fase, reabrirá el carril de la izquierda y vendrá el cierre del carril del central-izquierdo y luego el del carril central derecho.

Al cabo de esas 16 semanas combinadas, llegarán al carril derecho.

Posteriormente, en la sexta y séptima fase, surgirán cierres de las rampas de salida y entrada a la PR-22 desde y hacia el tramo de la avenida Muñoz Rivera que discurre desde el Viejo San Juan.


💬Ver 0 comentarios