Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una huelga indefinida podría tener un “impacto negativo” en la acreditación de la Middle States Commission on Higher Education que ostenta la Universidad de Puerto Rico (UPR), afirmó ayer Richard Pokrass portavoz de prensa de la agencia acreditadora.

“Una huelga indefinida podría tener un impacto negativo en la acreditación, pero eso es una decisión que tomará la Comisión cuando se reúna y analice todo el cuadro de la UPR”, indicó.

“Ciertamente (una huelga) no ayudará, pero todo depende de la extensión y de las otras consecuencias que pueda tener este paro”, agregó Pokrass.

En entrevista con El Nuevo Día, recordó que la paralización de clases en la UPR constituyó uno de los elementos que llevó a la agencia acreditadora a colocar en probatoria a 10 de los 11 recintos del sistema universitario.

Señaló también que las paralizaciones de 24 y 48 horas por sí solas no tienen un impacto mayor, pero que cuando se convierten en un patrón que se repite con frecuencia “podría tener un efecto” sobre la acreditación.

A pesar de estas expresiones, Pokrass indicó que resulta difícil anticipar que acción tomará la Middle States en caso de que se decrete una huelga estudiantil.

“No puedo especular”, afirmó.

También reveló que en los pasados días ha recibo mensajes de correo electrónicos de estudiantes preguntando si las expresiones del presidente José Ramón de la Torre son correctas.

De la Torre sostiene que una huelga afectará adversamente la acreditación y pone en peligro los fondos federales que recibe la UPR.

“¿Son ciertas las expresiones del Presidente?, preguntó El Nuevo Día

“Quizás”, respondió.

Además, reveló que la Middle States sigue de cerca los acontecimientos en la UPR.

“La UPR sabe por qué se encuentra en probatoria y sabe que debe cumplir con un plan de acción para atender los señalamientos”, aseveró.

La Middle States se reúne nuevamente en marzo para discutir la situación de la institución.


💬Ver 0 comentarios