(semisquare-x3)
Elymarí Maldonado identificó otra lucha de un dragado en el Río Guayas, de Ecuador. (David Villafañe)

Angelina Huggins, fallecida recientemente a los 93 años, llegó al caño Martín Peña a los 14 y a lo largo de su vida presenció las múltiples luchas de las ocho comunidades que rodean este cuerpo de agua, entre la Laguna San José y la Bahía de San Juan, siendo la principal su dragado.

“Hacen años están por dragar el caño y todavía. Gastan tanto dinero en tantas cosas y lo paralizan”, relató la nonagenaria días antes de morir, en referencia a las promesas e inacciones del gobierno local y federal al reclamo de la limpieza del caño.

Su denuncia es parte de una entrevista que le hizo un grupo de estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) que, durante seis meses, se adentraron a las comunidades que rodean el caño para palpar, entender y transmitir parte de su historia, problemáticas y vivencias.

“Este curso que estrenamos en agosto estudió las fases del trabajo del periodista de inmersión adentrándose en una comunidad para atestiguar hechos y conductas en primera persona”, dijo la profesora Lillian Agosto sobre la clase de “Periodismo de Inmersión” que la USC estrenó el semestre pasado con 13 estudiantes escogidos para participar de este proyecto.

Resaltó que llevar al ojo público las denuncias y logros de las comunidades que rodean el caño fue parte de un proyecto pionero de periodismo en la isla.

Reunidos recientemente en el centro comunitario Buena Vista, en Santurce, los estudiantes narraron sus experiencias.

José Carlos Sánchez, uno de los estudiantes del curso y quien moderó la actividad, explicó que los participantes se dividieron en varios grupos: uno estudió las historias del caño, otro sus luchas y un tercero abordó como las organizaciones comunitarias estaban contrarrestando esas luchas.

“La mayoría está consciente de la lucha del dragado y temen que les pase lo que pasó en Fanguito, que los desplacen”, dijo Sánchez.

Para el estudiante Kevin Arroyo este proyecto marcó a todos los participantes de forma positiva al enseñarles “cómo es la conexión con la sociedad puertorriqueña”.

“Creo que en Puerto Rico no se da mucho el periodismo de tú a tú, el periodismo humano”, observó la estudiante Imalay Cruz.

La alumna Cecilia Ortiz admitió que desconocía lo que era el caño. Y para demostrar parte del conocimiento adquirido, relató lo que implica el dragado que tanto reclama la comunidad, describiéndolo como un proceso que les urge porque viven rodeados de agua contaminada que al llover se inunda y se adentra a sus casas.

A Leynice Rivera le sorprendió el relato de un joven líder comunitario, que les confesó que cada vez que solicitaba un empleo tenía que cambiar su dirección para no ser blanco de discrimen por vivir en el caño.

“Es una lucha social”, opinó.

La estudiante Elymarí Maldonado explicó que en su investigación encontró un proceso similar al de un caño en Ecuador. A l Salomé Ramírez Vargas, mientras tanto, le impresionó la cantidad de derivaciones de liderato social que rodean el caño.

Por su parte, Shaina Cabán Cortés resaltó que el proyecto de alfabetización que se da en estas comunidades es un modelo que otros pueblos podrían adoptar. A Elizabet Nieves Despiau le llamó la atención que los residentes de estas comunidades anhelan que las próximas generaciones gocen de una mejor calidad de vida, y a Angélica Serrano le impresionó que la cantidad de residentes que viven en el caño sobrepasan los de varios municipios, como Arroyo.

“El caño vive, la lucha sigue”, fue una consigna que repitieron residentes de la comunidad durante el compartir con los estudiantes.

Lucy Cruz, presidenta de la organización G-8, y Lyvia Rodríguez, directora del Proyecto Enlace, también asistieron al evento, además de un grupo de vecinos.

“Esto es un trabajo de largo aliento de un proyecto centenario. Es un esfuerzo a largo plazo entre la Escuela de Comunicación Ferré Rangel, GFR Media y la Universidad de Sagrado Corazón que vamos a seguir inculcando”, dijo Luis Alberto Ferré Rangel, Principal Oficial de Innovación Social del Grupo Ferré Rangel.

Gabriel Paizy, director de la Escuela de Comunicación, y Gilberto Marxuach, presidente de la USC, también sellaron su compromiso de continuar este proyecto, que los estudiantes bautizaron “El barrio es otra cosa”.


💬Ver 0 comentarios