Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

ama (horizontal-x3)
El cambio que recibió el mayor rechazo ciudadano fue la eliminación del servicio los domingos. (Xavier García)

Como un balde de agua fría cayeron sobre los usuarios asiduos de las guaguas de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) los cambios al servicio anunciados ayer por el Gobierno como parte de un plan de ahorros y búsqueda de eficiencias.

El cambio que recibió el mayor rechazo ciudadano fue la eliminación del servicio los domingos, según constató El Nuevo Día durante una visita a la terminal de Capetillo, en Río Piedras.

“Uso la AMA los domingos para ir de compras o visitar familiares, así que me afectaría si no hay servicio ese día. Tendría que usar las ‘pisi-corre’, que son buenas pero no tan cómodas”, dijo Mary Cruz, de 46 años y vecina de Hato Rey, mientras esperaba en la terminal.

En términos similares se expresó Dominga Burgos, de 68 años y vecina de Cupey, quien afirmó que el servicio de la AMA hace falta todos los días, incluyendo los domingos. “No estoy de acuerdo con los cambios. Uso la AMA para todo porque no tengo ningún otro medio de transporte”, declaró.

Ayer, el director ejecutivo de la Autoridad de Transporte Integrado (ATI), Alberto Figueroa, anunció una reorganización de todos los servicios de transporte colectivo en el área metropolitana, excepto el Tren Urbano. Eliminación de rutas, reducción en horarios de servicio, transferencia de empleados públicos y más participación de operadores privados, son los elementos principales de la reorganización.

Figueroa indicó que los cambios, que entrarán en vigor en dos fases a implementarse el 1 y 31 de agosto, suponen ahorros anuales de $9 millones.

Sobre la eliminación del servicio de la AMA los domingos, Figueroa detalló que el patrocinio de las guaguas se reduce de 35,000 usuarios diarios de lunes a viernes, a 13,000 los sábados y 7,000 el primer día de la semana. Y en cuanto al programa Llame y Viaje, dijo que los domingos lo utilizan -en promedio- unas 48 personas, de las cuales el 70% va para la iglesia, de compras o a visitar familiares. “Esas no son situaciones críticas”, aseveró, al justificar la decisión de cancelar.

Pero varios usuarios consultados, como Guillermina Meléndez, de 50 años y residente en Villa Prades; y Miguel Rivera, de 64 años y vecino de Trujillo Alto, expresaron que para que el servicio de la AMA mejore, lo que se necesita es una flota más grande y reforzar el mantenimiento de las unidades.

Otros, como Doris Quiñones, de 63 años y residente en Trujillo Alto, se expresaron en contra de los cambios, pero aceptaron que “no me quedará más remedio que ajustarme a ellos”.

En tanto, el presidente del sindicato Trabajadores Unidos de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (TUAMA), Alexis Merced, denunció que la gerencia no les consultó los cambios anunciados, particularmente la eliminación del servicio los domingos.

“Nos enteramos hoy (ayer) mismo y esa es una decisión que afecta a muchas personas, sobre todo turistas. Nuestra posición firme es que no se afecte el servicio; no podemos dejar gente a pie”, esbozó.

Como parte de la reorganización, la ATI inició un proceso informativo que conlleva rotulación, distribución de mapas, y orientación en www.dtop.gov.pr,  (787) 766-6117 y las redes sociales.


💬Ver 0 comentarios