Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Vamos a jugar basket” parece una frase inofensiva y lo es. Pero en el lenguaje en clave que ideó Armando Rodríguez Rodríguez, quien posiblemente sea el agresor sexual de menores con más víctimas en la historia contemporánea del país, significaba “vamos a tener sexo”.


💬Ver 0 comentarios