Con la frase "8 contra la deuda", organizaciones de mujeres denunciaron el impacto de las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal.

"8 contra la deuda"

Con esta corta frase, organizaciones de mujeres  denunciaron hoy el impacto que tiene sobre ellas las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Los reclamos -realizados durante diversas manifestaciones- se enmarcaron en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que se celebró en Puerto Rico y en gran parte de los países del globo.

La actividad cumbre fue una concentración de cientos de personas en el corazón de la Milla de Oro, en  Hato Rey, que sirvió de cierre a la jornada de manifestaciones del día.  

Las mujeres también denunciaron que las  medidas recientes aprobadas por la Legislatura -como la que restringe el aborto-    inciden en los derechos de las mujeres, y cuestionaron los pocos avances para alcanzar equidad en aspectos como el área laboral.

“(La frase) no es solo por el día 8 de marzo, sino porque tenemos ocho reclamos puntuales contra la deuda, por los efectos que tiene el repago de esta  y las medidas de austeridad en nosotras”, indicó Edda I. López Serrano, portavoz de la Coalición 8 de Marzo, que cuenta con la colaboración de cerca de 40 organizaciones.

El manifiesto de ocho reclamos puntualiza en: un mejor acceso a vivienda digna, educación pública, servicios de salud,  intervención efectiva contra la violencia machista, seguridad pública y autonomía en la toma de decisiones sobre sus cuerpos. También, exigen el trato digno a las inmigrantes y que los recortes del gobierno no afecten las pensiones y la disponiblidad de empleos.

“Medidas como el plan de Cofina nos golpean doblemente a las mujeres”, expuso López Serrano.

Por su parte, Mabel López Ortiz, presidenta del Colegio de Profesionales del Trabajo Social de Puerto Rico, destacó que a diario su matrícula ve las consecuencias negativas  de las medidas de austeridad en las mujeres trabajadoras de la isla, pese a que todavía no han entrado en efecto los recortes que se proyectan.

“Pero ya se ve en la falta de servicios”, sostuvo López Ortiz. “El gobierno no ha establecido los servicios esenciales y se ha dejado a la JSF para decidir cuáles son”.

Mientras, para la expresidenta del Colegio de Abogados y Abogadas  Ana Irma Rivera Lassén, eventos como el de hoy son necesarios para combatir la percepción de que se ha logrado una equidad para las mujeres en Puerto Rico.

“Habrá derecho a la educación, pero tenemos los peores empleos”, manifestó Rivera Lassén. “Tenemos más educación en proporción que los hombres, pero ganamos menos, y si a eso se le suman las políticas de austeridad de la JSF, pues están colocando a todas las mujeres en una situación de mayor precariedad”, agregó.

Asimismo, señaló que se le hace difícil pensar que para este tiempo todavía haya intentos en el gobierno para limitar el acceso al aborto, lo que catalogó como “legislación de odio”.

El Proyecto del Senado 950, que buscar establecer algunas cortapisas a la práctica del aborto en Puerto Rico, fue duramente cuestionado durante el evento. Allí, el director legal de la Unión de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), Fermín Arraiza, anticipó que de convertirse en ley podrían intentar impugnarlo, a la luz de la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

“En la medida que se aplique y que en su aplicación sea inconstitucional, estaríamos interviniendo, definitivamente”, afirmó, Arraiza. “Se está tratando de ejercer violencia desde la esfera gubernamental, tratando de limitar los derechos de reproducción de la mujer”, añadió.

Las manifestaciones comenzaron temprano ayer en diferentes puntos de la isla. A eso del mediodía, la Colectiva Feminista en Construcción se congregó frente a varios bancos en el centro comercial Plaza Las Américas, en lo que denominó un “embargo feminista”, para “visibilizar el número de ejecuciones de hipotecas” por parte de instituciones financieras que han tenido un rol “en el endeudamiento del país”.

Por otro lado, un grupo de integrantes de la organización magisterial EDUCAMOS llegó para manifestarse en las oficinas del Sistema de Retiro de Maestros, en Hato Rey, donde se registró una supuesta confrontación con agentes de la policía que impedían su entrada a la instalación.

En horas de la tarde, la Policía radicó una querella contra la líder de EDUCAMOS, Eva Ayala, por supuestamente agredir a una agente.

Al ser abordada por El Nuevo Día, la líder gremial indicó que había escuchado sobre la querella, pero que desconocía los detalles.

“Lo único que te voy a decir es que eso es totalmente falso”, afirmó Ayala.


💬Ver 0 comentarios