Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El pediatra Ricardo Fontanet señaló que la medida es un disparate. (Archivo / GFR Media)

Multar  a  padres de niños obesos y acusarlos de maltrato si durante un período determinado  los menores no muestran “progreso” en su condición física es una forma “incorrecta” y “superficial” de tratar esta situación, que en muchas ocasiones no está ligada a dejadez de los padres, sino a un asunto genético o de salud que padece el menor.


💬Ver 0 comentarios