Hace tres semanas, Educación redujo de 283 a 265 las escuelas a cerrarse. (semisquare-x3)
Hace tres semanas, Educación redujo de 283 a 265 las escuelas a cerrarse. (Xavier J. Araújo Berríos)

Un juez del Tribunal Superior de Arecibo ordenó la paralización del cierre de seis escuelas de dicha región educativa, luego que la Asociación de Maestros cuestionara los pasos que siguió el Departamento de Educación para ordenar las clausuras.

El viernes, el juez Santiago Cordero Osorio de Arecibo emitió un interdicto provisional paralizando la clausura de escuelas en los municipios de Camuy, Hatillo, Quebradillas, Arecibo, Vega Baja y Lares, y ordenó a la secretaria de Educación, Julia Keleher, a comparecer el lunes 11 de junio con la evidencia de los procedimientos y argumentos que tomó en consideración para el cierre.

“Siempre lo hemos expresado, que estos cierres de escuelas han sido a la fuerza, sin razón y de forma insensible, sin tomar en consideración las necesidades de los niños, ni de los padres, y restándole méritos al encomiable trabajo que realizan nuestros maestros con los estudiantes de educación especial y el estudiantado en general”, expresó la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz.

Hoy se verá un caso con los mismos reclamos en torno a las escuelas en la región de San Juan.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, hizo un llamado a las comunidades a mantenerse firmes en la lucha.

“Los procesos improvisados de cierre de escuelas han provocado que miles de maestros no conozcan al momento dónde darán clases el próximo año escolar. Otros miles quedarán en la calle, incrementando la crisis económica y social que padece el país”, denunció Martínez.

Ayer, maestros y padres de la escuela Walter Mc Known Jones, de Villalba, reclamaron la permanencia del plantel que cuenta con una matrícula de 300 alumnos de kínder a quinto grado, la mayoría de estos de educación especial.

“Esta escuela cuenta con tres salones de educación especial a tiempo completo para estudiantes con condiciones severas y dos enfermeras que ofrecen servicios a los niños... No hay razones válidas para cerrarla”, dijo Martínez.

La comunidad escolar de la escuela elemental Faustino Santiago Montalvo, de Bayamón, también sigue adelante en sus esfuerzos por mantenerla abierta. Este plantel, destacó Martínez, tiene su propia subestación eléctrica y fue remodelado hace dos años.

“Tarde o temprano revertiremos este robo al país”, sostuvo Martínez.


💬Ver 0 comentarios