Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Todo comenzó en la década de 1970 con dos guaguas que llevaban a un grupo de mujeres desde los campos de Corozal hasta las fábricas en las que trabajaban. Desde entonces, la carrera para buscar nuevos caminos no se ha detenido para la familia Rodríguez.


💬Ver 0 comentarios