El informe de la IEEFA establece que el plan fiscal certificado para la Autoridad de Energía Eléctrica tiene múltiples deficiencias. (horizontal-x3)
El informe de la IEEFA establece que el plan fiscal certificado para la Autoridad de Energía Eléctrica tiene múltiples deficiencias. (GFR Media)

Washington - El plan fiscal de cinco años certificado para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la propuesta que se impulsa para la privatización de ciertos de sus activos son, en estos momentos, obstáculos para la transformación de la red eléctrica de Puerto Rico, según el Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés).

En un informe, el IEEFA –un grupo de estudio con base en Cleveland, Ohio, que es financiado por organizaciones filantrópicas– resaltó que al llegar 2023 el déficit presupuestario de la AEE, que tiene una deuda de $9,000 millones, sería de $1,000 millones.

“Sin el equilibrio presupuestario recurrente y la disciplina demostrada para lograrlo durante varios años, ninguno de los planes de la AEE para la nueva transmisión, distribución o generación se puede lograr”, indica el informe de la IEEFA, titulado “El Plan Fiscal de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico: Deficiencias presupuestarias y un plan de implementación débil aumentan los riesgos sustanciales”.

El grupo, además, mantuvo que la ausencia de estados financieros auditados –los que el gobierno de Puerto Rico no produce desde el año fiscal 2014–, junto con la destrucción causada por el huracán María, refleja la falta de información financiera confiable.

“El plan fiscal en sí es internamente inconsistente, con suposiciones mal respaldadas, pocos detalles sobre gastos importantes, categorías y ahorros presentados sin referencia a una línea de base. Hay muchos riesgos técnicos, políticos y financieros que hacen que sea poco probable que la AEE logre un presupuesto equilibrado; algunos de estos riesgos están bajo el control de la AEE y otros no”, agrega el informe.

Los riesgos más grandes, indica el documento, apuntan a que los clientes de la AEE “se vean obligados a pagar algunos de los $9,200 millones en deuda heredada; el riesgo de que la ayuda federal presupuestada para la reconstrucción no se materialice completamente, y de que el combustible y los costos de energía comprados sean más altos que lo esperado”.

“Las mejoras operativas y la modernización de la red requieren inversiones que la AEE no puede realizar si su presupuesto permanece crónicamente fuera de balance”, afirmó Tom Sanzillo, autor principal del informe y director de finanzas de IEEFA.

Con respecto a los planes de privatizar la generación de electricidad y crear alianzas público privadas para la distribución y transmisión, Sanzillo sostuvo que bajo el plan fiscal la AEE “espera vender activos sinningún plan para un sistema de nueva generación o una utilidad pública moderna y bien regulada”.

“La administración actual ha fallado en sus intentos más recientes de involucrar a contratistas privados para reconstruir la red después del huracán. El plan fiscal y la propuesta de privatización muestran que no han aprendido nada de esta experiencia”, agregó Sanzillo.

Los obstáculos que destaca el informe incluyen la debilidad económica en toda la isla, que puede reducir la demanda de electricidad, el temor de que se recurra a un aumento en tarifas para pagar la deuda y de que la AEE no aproveche los planes de modernización para invertir en energía renovable.


💬Ver 0 comentarios