(semisquare-x3)
El senador Miguel Romero. (GFR Media)

La directora de la oficina legislativa del senador del Partido Nuevo Progresista Miguel Romero, dijo esta tarde que los dos empleados de su oficina capitolina que se han visto involucrados en una disputa laboral no tendrán interacción alguna hasta que se resuelva el asunto.

Yaritzy De la Torre Rivera se expresó mediante un comunicado de prensa un día después de que su jefe, Romero, indicara a través de un portavoz que no haría declaraciones sobre el asunto hasta finales de enero, cuando se vea una vista judicial en el Tribunal de San Juan.

No se informó por qué De La Torre Rivera, y no Romero, se expresó hoy.

Raquel Vélez Molina, secretaria de la Comisión de Gobierno del Senado, que preside Romero, hizo público entre el jueves y el viernes denuncias sobre un presunto patrón de acoso sicológico, verbal y físico que ha vivido en la oficina de Romero a manos de Luis Flores Alomar, director de campaña del senador, quien aspira a convertirse en alcalde de San Juan.

La mujer también señala que Romero no ha dado las directrices necesarias para evitar que continúe el patrón de abuso.

En el comunicado de hoy, De La Torre Rivera sostiene que Romero tomó acciones para que sus dos empleados no coincidan en el espacio de trabajo. 

Sin embargo, en la comunicación escrita no desmiente a Vélez Molina, quien dijo a El Nuevo Día que el presunto patrón de acoso comenzó en mayo y Romero no hizo nada para detenerlo.

Según la mujer, Flores Alomar la insulta, la amenaza y le grita.

“Lo cierto es que en la oficina del senador (Romero) se tomaron medidas remediales proveyendo un acomodo razonable en lo que se dilucida esta situación. Ambos empleados han continuado trabajando sin que tengan necesidad de interactuar entre sí, desde la fecha del incidente donde se alegó que ocurrió una agresión", dijo De La Torre Rivera. 

De La Torre Rivera dijo, además, que el senador no estaba presente en la oficina cuando ocurrió la situación entre ambos empleados.

La agresión denunciada por Vélez Molina ocurrió el 26 de noviembre, cuando en medio

de una discusión, Flores Alomar, también exdirector de campaña del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, lanzó una puerta y pilló la mano izquierda de la mujer, quien radicó la querella policiaca dos días después.


💬Ver 0 comentarios