La administradora del negociado, Beatriz Zayas, reconoció que son reales las escandalosas imágenes que circulan la web. Escucha lo que dijo.

Los empleados del Negociado de Ciencias Forenses (NCF) fueron instruidos a colocar en el piso de una sala de patología los cadáveres contrario a lo que dicta el protocolo ante la falta de espacio en las neveras.

Así lo denunció hoy a El Nuevo Día una fuente que trabaja de cerca con el instituto, y que aseguró que la práctica atípica acelera el estado de descomposición de los cadáveres “porque no se están conservando en las neveras ni en los vagones con las temperaturas necesarias”.

En las imágenes, que fueron enviadas a este medio y también han circulados en las redes sociales, se pueden apreciar los cuerpos en el suelo de una sala de patología forense del NCF, que está adscrito al Departamento de Seguridad Pública.

“Una vez se publican las imágenes, se hace la gestión de moverlos. Hacen las cosas a escondidas. Esto afecta porque cuando no están en las neveras no se está conservando y se descomponen”, añadió la fuente, quien solicitó mantener su identidad anónima por miedo a represalias.

Detalló, además, que una vez el funerario llega con el cadáver a Ciencias Forenses, el personal del instituto debe fotografiar el cuerpo. Eventualmente, el cuerpo es ingresado por patólogos en las neveras de la morgue, para así poder realizar la autopsia correspondiente. Sin embargo, en vez de colocarlos nuevamente en las neveras son situados sobre el suelo por la falta de espacio. 

Al mismo tiempo, la fuente expresó que los empleados del NCF se afectan por el agotamiento que están experimentando en el área laboral debido a la acumulación de cadáveres en el instituto.

Poco después de darse a conocer públicamente la situación, la comisionada del NCF, Beatriz Zayas, informó a través de un comunicado de prensa que ordenó una investigación administrativa sobre el manejo de los cuerpos para confirmar o descartar cualquier acto indebido.

Este medio solicitó una reacción de la comisionada del NCF sobre las alegaciones, pero al momento, no hemos recibido respuesta.

Exige aprobación

Asimismo, el senador Henry Neumann Zayas solicitó esta tarde a la Cámara de Representantes que apruebe varios proyectos de su autoría que obligan a los doctores a establecer las causas de muerte de una persona en los certificados de defunción.

“Por eso es que he radicado proyectos para limitar la llegada de cadáveres que llegan allí sin razón. Hablo de los certificados de defunción que se supone que los médicos digan la forma y manera de como la persona murió y eso no se está haciendo en estos momentos y sin esa información los cadáveres están llegando al NCF”, destacó el legislador.

Neuman aseguró que la medida evitaría que muchos cadáveres, que no deberían estar allí, lleguen a Ciencias Forenses.

Ante esta situación, un grupo de personas se manifestará mañana pacíficamente a partir de las 10:00 a.m. frente a las instalaciones del Negociado en busca de que se resuelva la situación del manejo de cadáveres.

Tras el paso del huracán María, los cadáveres en el NCF se acumularon, lo que provocó una crisis. Además, la fuga de personal ha afectado las labores en la institución porque no cuentan con el equipo de expertos necesario para realizar autopsias y pruebas de toxicología.

Por otro lado, a partir de agosto de 2018, el instituto ha enfrentado renuncias continuas, cuando dimitió Edwin Crespo, nombrado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares en enero de 2017.

La subcomisionada Mónica Menéndez, sustituyó de forma interina a Crespo. Pero, posteriormente la funcionaria renunció a finales de agosto.

Esta baja provocó que Carlos Chávez, director auxiliar de la División de Investigación Médico-Legal y Toxicológica, sustituyera a Menéndez de manera interina hasta el 29 de octubre.

Eventualmente, el 11 de enero el gobernador anunció el nombramiento de la doctora Zayas para ocupar el puesto en propiedad de comisionada.


💬Ver 0 comentarios