Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Comité de Madres y Padres en Defensa de la Escuela Pública Puertorriqueña instó hoy a los padres con hijos en el sistema público de enseñanza a que no permitan que tomen las pruebas puertorriqueñas por entender que no miden el aprovechamiento académico.

Los portavoces del comité, Juan A. Toledo y Mercedes Martínez, aseguraron que las pruebas están hechas “para desprestigiar y demostrar que nuestra escuela pública no sirve”.

“Como madres y padres preocupados por la educación de nuestras hijas e hijos no podemos quedarnos sin hacer nada. Estas pruebas no miden aprovechamiento, no responden a la realidad social y pedagógica de nuestros estudiantes”, expresó Toledo, quien hace el llamado por segundo año consecutivo.

Durante una conferencia de prensa efectuada en la sede de la federación de Maestros explicó que estas pruebas buscan probar rezago para luego ir llevando el sistema a privatizar la enseñanza pública con las llamadas escuelas charter y de esa formar buscan "lucrar" empresas privadas.

“Las pruebas puertorriqueñas son un engaño y son el instrumento que están utilizando para privatizar nuestro sistema de enseñanza público. Hacemos un llamado para que las madres y padres hagamos un boicot a estas pruebas y no autoricemos a nuestros hijos a tomarlas”, expresó Toledo.

La estudiante de décimo grado, Sofía Feliciano Centeno, quien no tomó las pruebas durante los pasados seis años, se unió al llamado. “Las pruebas no se ajustan a lo que me enseñan durante el año”, dijo la jovencita de 15 años estudiante de la escuela Libre de Música de San Juan.

Martínez mencionó que dichas pruebas incluyen material que no se ha dado en clases y discriminan con nuestros estudiantes con limitaciones que no pueden contestarlas.

Explicó que directores y maestros de varios planteles han comenzado a intimidar a los estudiantes con amenazas de que perderán las becas o serían referidos al Departamento del Familia.

El exmaestro Luis Santiago explicó que el Departamento de Educación (DE) para cumplir con la ley federal 'No Child Left Behind' exige a las escuelas el cumplir con varios criterios, entre ellos, el que la cantidad de estudiantes que toman la prueba sea mayor al 95%.

“Si dicen que 94% de los estudiantes tomó la prueba ya estarían incumpliendo”, dijo Santiago. “Si no han cumplido, pues la escuela como tal o no reúne lo que ellos están pidiendo”, dijo Santiago, quien además agregó el DE tiene que graduar no menos de un 65% de la matrícula para ese grado.


💬Ver 0 comentarios