(semisquare-x3)
Placas solares. (GFR Media)

Washington -  Si el gobierno de Puerto Rico quiere verdaderamente alcanzar un 100% de energía renovable para 2050, debe comenzar a invertir en ello y descartar los planes de transformar algunas plantas para el uso de gas natural, afirmaron líderes ambientalistas que participaron anoche en un foro en Washington.

Arturo Massol, director ejecutivo de Casa Pueblo, sostuvo que la mejor indicación que puede dar el gobierno de que es serio su compromiso con la energía renovable, es un “plan de cierre progresivo de las plantas de la AEE” que se harán innecesarias paulatinamente.

“La transformación energética del país tiene que seguir un modelo que nos acerque a la autosuficiencia y romper la dependencia del combustible, incluyendo el gas natural y el petróleo”, dijo Massol, uno de los ponentes de un foro celebrado el viernes en la American University sobre el futuro del sistema eléctrico de la Isla.

Antes del evento, Massol indicó que el gobierno de Puerto Rico tiene también la opción, para demostrar con acción sus palabras, de restituir la red eléctrica con líneas de distribución de más voltaje que permitan la integración de energía renovable, o invertir en energía renovable para las escuelas y edificios públicos.

“Lo que tienen sobre la mesa son proyectos reciclados sobre como configurar la Isla para gasificarla. Lo que hacen es contrario a lo que dicen, un engaño”, dijo.

En la conferencia participarían Massol; Ruth Santiago, del Comité de Diálogo Ambiental; Katie Thomas, asesora del senador independiente Bernie Sanders (Vermont); Neysa Alsina, asesora de la congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York); y Cathy Kunkel, del grupo de estudio Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA).

Previo al foro, Massol hizo la presentación en la capital estadounidense de su libro “Amores que luchan”, que relata el triunfo de los ambientalistas sobre el proyecto del Gasoducto que intentó impulsar el gobierno de Luis Fortuño.

También se reunió el jueves con asesores de Sanders, Velázquez y el próximo presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona). “Estamos impulsando que  se le asignen fondos a las 45 escuelas Montesori en Puerto Rico para que se puedan energizar con el sol y se construyan microrredes alrededor de las escuelas”, sostuvo Massol.

Santiago, quien como Massol y Kunkel forman parte del proyecto Queremos Sol – que ha reclamado que para 2035 un 50% de la energía se produzca con energía solar y que para el 2050 alcance el 100%-, dijo que el endurecimiento de la red eléctrica no es la solución de futuro.

“Los huracanes van a seguir y ser más intensos”, sostuvo.

Santiago sostuvo que el gobierno debería ofrecer incentivos contributivos para energía solar, hacer énfasis en el ‘recurso techo’ y considerar instalar en áreas seguras sistemas fotovoltaicos.

Si el gobierno no colabora, dijo, le tocará a la gente organizar a sus vecinos para echar hacia delante proyectos comunitarios.

Santiago sostuvo que el costo del gas natural no es necesariamente menos contaminante que el petróleo.

Kunkel, en un artículo en la página de internet de IEEFA, sostuvo que los proponentes del gas natural obvian el complejo proceso que requiere el desarrollo de esa alternativa en la Isla.

Para llegar a Puerto Rico el gas natural tiene que licuarse para su transportación y luego regasificarse.

Kunkel recordó además que si el plan del gobierno de Puerto Rico estuviera diseñado para traer gas natural desde EE.UU., de haber barcos disponibles - lo que no se cree sea real en estos momentos- se tendría que contar con el costo que agrega la Ley Jones de 1920,  que requiere el uso de barcos de matrícula, bandera y tripulación estadounidenses para el transporte de carga entre EE.UU. y Puerto Rico.

Debido a la Ley Jones, sostuvo, es que se explica porque “Puerto Rico actualmente importa gas natural de Trinidad y Tobago” no de Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios