En la atualidad, la única oficina de reclamaciones que existe está localizada en el Centro Gubernamental Minillas y atiende 250 casos por día. (GFR Media) (semisquare-x3)
En la atualidad, la única oficina de reclamaciones que existe está localizada en el Centro Gubernamental Minillas y atiende 250 casos por día. (GFR Media)

Una resolución para establecer centros de reclamaciones de multas de AutoExpreso en las distintas regiones de la isla fue radicada hoy, jueves, en la Cámara de Representantes por los legisladores Gabriel Rodríguez Aguiló y José “Memo” González.

Al momento, la única oficina de reclamaciones que existe está localizada en el Centro Gubernamental Minillas y atiende 250 casos por día.

“Esta medida es temporera en lo que se soluciona el lío con las multas indiscriminadas de AutoExpreso”, expresó Rodríguez Aguiló en un comunicado de prensa.  

Según los legisladores, la resolución permite al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) a establecer estos puntos de reclamaciones en las oficinas de los Centros de Servicios al Conductor (CESCO) o en instalaciones municipales alrededor de la isla a través de alianzas, por lo que no implica inversión económica.

Es injusto que penalicemos a los ciudadanos con una multa indebida e ilegal y con un proceso totalmente injusto e ineficiente. La medida pretende que se destinen recursos para brindarle a todos los ciudadanos una verdadera oportunidad de librarse de una multa injustificada”, sentenció el González. 

Rodríguez Aguiló precisó que “Gila, la compañía que administra el AutoExpreso, evidenció que puede mover su plataforma de reclamaciones fuera de su oficina en San Juan. Han contestado llamadas y resuelto casos. Queremos que los residentes fuera de la zona metropolitana tengan igual acceso al servicio sin que tengan que trasladarse a San Juan para hacer turno desde la noche anterior”. 

La medida entraría en vigor tan pronto se apruebe. 

El pasado 31 de agosto un grupo de ciudadanos sometió una demanda declase en el tribunal federal por las multas “excesivas” de AutoExpreso.

Los ciudadanos se les devuelvan al menos $5 millones a los conductores por el dinero cobrado.

Según la demanda, el sistema de AutoExpreso comenzó en el 2012 a usarse para cobrar peajes en varias vías del país pero el problema es que los demandados “han estado multando a los ciudadanos con $50 en vez de los $15” que establece la Ley de Tránsito de Puerto Rico.

Además, se denuncia que las multas se han emitido “sin ofrecerle (a los conductores) el debido proceso de notificación establecido” en la misma ley, y que el sistema de AutoExpreso tarda semanas en notificar a los multados, lo que conlleva a que se acumulen más cargos.

El recurso legal va dirigido en contra de las compañías implicadas en la administración del sistema de AutoExpreso: Autopistas Metropolitanas de Puerto Rico (Metropistas), Abertis Infraestructuras, Goldman Sachs Realty Management, GILA y Kapsch Trafficcom.


💬Ver 0 comentarios