Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Ingrid Schmidt (der.) fue una de las ponentes en las vistas públicas en Salud. (Alex Figueroa Cancel)

Miembros de la industria del cannabis medicinal solicitaron ayer flexibilizar las restricciones al mercadeo y la publicidad de esos productos contenidas en el borrador del nuevo reglamento del Departamento de Salud.

La petición surgió durante la segunda jornada de vistas públicas de la Junta Reglamentadora de Cannabis, como parte del proceso para elaborar y aprobar el Reglamento del Cannabis Medicinal.

Ingrid Schmidt, presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, fue una de las que llamó la atención sobre el artículo 119, que limita la presentación, la estrategia de mercadeo, la publicidad y la promoción.

La normativa igualmente restringe la rotulación o el empaque que contenga imágenes o ilustraciones que promuevan el consumo recreacional del cannabis, que muestren a niños o menores, la planta de cannabis o sus partes, dulces, juguetes, personajes, caricaturas diseñadas para ser atractivas a menores, o que sean falsas o engañosas.

También prohíbe publicar el precio de los productos y utilizar nombres que puedan llamar la atención de menores de edad.

“No encontramos valor alguno en que se prohíba la ilustración de una imagen de la planta o alguna de sus partes”, sostuvo Schmidt. “Por el contrario, disipa una oportunidad de educación”.

Añadió que, al no publicar los precios, “expone al paciente a tener que ir personalmente a distintas localidades o a comprar de manera desinformada acerca de sus opciones”.

José Rivera, del dispensario The Health Clinic, también cuestionó que el reglamento les impide promover precios especiales o descuentos, aunque las farmacias lo hacen con los medicamentos que venden. También dijo que esta regulación coloca en desventaja a los dispensarios independientes.

“Una de las razones por las que nosotros, en Barceloneta, tenemos pacientes de toda la isla es porque algunos de ellos prefieren venir cierto día porque la oferta que tenemos se ajusta a sus necesidades”, mantuvo Rivera.

Mientras, Cristian Bernaschina, codueño de la empresa Cannassence, indicó que, al menos, les deben permitir hacer ofertas de descuentos por días u horas específicas, así como de precios de los productos en directorios electrónicos especializados en la industria del cannabis medicinal o en la página de internet y en cuentas de redes sociales del mismo dispensario.

Las vistas públicas culminaron ayer, luego de dos días de trabajo en los que participaron diversas personas y organizaciones ligadas a la industria del cannabis medicinal. La Junta recibirá comentarios escritos hasta el 2 de junio. No se especificó cuándo sería publicada la versión final del reglamento.


💬Ver 0 comentarios