(semisquare-x3)
Zulma Rosario, directora de Ética Gubernamental, expresó que mantiene expectativas de radicar nuevamente la querella contra Izquierdo Rodríguez. (GFR Media)

El área de investigaciones de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) desistió de la querella por hostigamiento sexual contra el destituido titular de la Compañía de Turismo, José Izquierdo Rodríguez.

La decisión se adoptó luego que la denunciante declinara seguir participando en la investigación.

Una vez conocida la noticia, Izquierdo Rodríguez reaccionó en su cuenta de Twitter: “Quiero dejar claro que las supuestas alegaciones en mi contra, infundadas e inmerecidas, se convirtieron en la excusa perfecta para remover a un Jefe de Agencia comprometido con la verdad, el bienestar de la Isla por sobre todas las cosas. Próximamente, emitiré expresiones”.

Agregó que el desistimiento se debía “a la total ausencia de prueba”, y se refirió al proceso como uno “frívolo, inmeritorio y vicioso”.

Ética explica su decisión

La directora de la OEG, Zulma Rosario Vega, declaró que se vio en la obligación de tomar esta determinación por unas supuestas presiones que estaba recibiendo la alegada víctima y testigo principal del caso. Explicó que, por esta razón, se radicó una “moción de desistimiento sin perjuicio”. Esto significa que la entidad puede radicar otra querella contra el exfuncionario si la denunciante estuviese dispuesta a prestar declaración.

Rosario Vega dijo que “existe probabilidad de que el caso se vuelva a radicar” y enfatizó que podrán expandir la investigación para incluir a otros funcionarios que supuestamente participaron de un esquema de intimidación.

“Ante la resistencia de la víctima en este momento, de comparecer a la deposición (de defensa), es preferible desistir sin perjuicio en este momento, lo que quiere decir que se paraliza el caso”, detalló la funcionaria.

Rosario Vega aludió directamente al estado emocional de la exempleada de Turismo, quien estaba atendiendo asuntos personales importantes para esa fecha, a la vez que era objeto de alegadas presiones que la desalentaron de continuar con el proceso.

Los abogados de Ética solicitaron a la oficial examinadora posponer la deposición para proveerle espacio a la perjudicada, al tiempo en que -en palabras de Rosario Vega- surgió un “bombardeo” de noticias generadas tanto por la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) como el Departamento de Justicia, que según la jefa de Ética, influyeron negativamente en el estado anímico de su testigo y su decisión de desistir.

Se refirió a las noticias de que la OPM desestimaría las multas contra Turismo por no llevar adecuadamente su protocolopara atender casos de hostigamiento sexual, y a las expresiones de la procuradora, Lersy Boria Vizcarrondo, de que refería a investigación ética a la exprocuradora Carmen Lebrón González. Además, una portavoz de Justicia anunció el 31 de diciembre que estaban próximos a sacar un informe del caso.

Ese mismo día, el abogado Carlos Sagardía, quien es cercano a la administración, abogó públicamente por archivar el caso, recordó Rosario Vega, quien fue etiquetada en un tuit del licenciado. La OEG no ha recibido el referido anunciado por Boria Vizcarrondo, informó la portavoz Jennifer Rodríguez Ayala.

Otro tipo de presiones

La directora de Ética contó que la oficina advino en conocimiento de que también hubo presiones directas que se ejercieron contra la querellante, quien fungiría como testigo principal del caso, por parte de personas cercanas a Izquierdo Rodríguez, pero declinó brindar detalles adicionales.

“Cuando advinimos en conocimiento de esto, llegué al punto máximo. Este es el colmo. Estoy acostumbrada como abogada a llevar mis casos como Dios manda, me preparo y tiro a matar, pero jamás utilizo ese tipo de tácticas terroristas contra la otra parte”, sentenció la jefa de Ética, en referencia a las alegadas presiones. Entonces, insistió: “Están utilizando toda una gama de tácticas terroristas”.

Por ello, Rosario Vega informó que no podía descartar tomar acción contra otras personas de la Rama Ejecutiva, pues advirtió que “hay otras personas que tienen una relación directa o indirecta con este caso”.

Explicó que la OEG no pudo concluir el descubrimiento de prueba, pues el proceso quedó detenido con la petición que hicieron los abogados de Izquierdo Rodríguez de tomar una deposición de la víctima, lo que implicaba testificar frente a su alegado hostigador. Pocos días antes de la deposición, la exempleada de rango ejecutivo en Turismo les expresó a los abogados investigadores que no se sentía cómoda enfrentándose a Izquierdo Rodríguez.

Ante esta petición, los abogados investigadores solicitaron posponer la deposición pautada inicialmente para el 30 de noviembre. Los abogados de José Izquierdo, Harold Vicente y José Conaway Mediavilla, refutaron la petición con argumentos basados en la vida social de la mujer a partir de fotos de su perfil de Instagram, según Rosario Vega.

“Hubo muchas presiones externas y directas a su persona. Ella sabía que hasta la estaban vigilando en sus cuentas de Facebook e Instagram”, mencionó Rosario Vega.

La directora de la OEG declaró que aunque cuentan con varios testigos -incluidos empleados y exempleados de Turismo- le resulta muy difícil continuar con un caso por hostigamiento sexual sin el testimonio de la víctima.

“Como nosotros no tenemos prescripciones de términos, podríamos radicar posteriormente, pero para ello la víctima tendría que estar dispuesta a deponer y dispuesta a sentarse en la silla de los testigos en la vista adjudicativa”, enfatizó.

Izquierdo Rodríguez se exponía a una multa de hasta $40,000 como parte de la querella en su contra por alegadamente abusar de su autoridad para obtener un beneficio personal.

Reacciona abogado de Izquierdo

Por su parte, Conaway Mediavilla rechazó cualquier imputación de que se ejercieran presiones contra la testigode parte del equipo del denunciado. De igual manera, señaló que no conocía que allegados de Izquierdo Rodríguez hubiesen hecho acercamientos a la exfuncionaria de la Compañía de Turismo.

El abogado dijo que, de haber ocurrido esas situaciones, lo que procedía era que la OEG las expresara durante el proceso y ejerciera los mecanismos que le faculta la ley para proceder con ese tipo de intervenciones.

“¿Por qué no los hicieron (esos argumentos) en el mismo foro y lo hacen ahora después que desisten del caso?”, cuestionó el abogado.

Asimismo, Conaway Mediavilla aclaró que la única razón por la que se refirieron a las fotos publicadas por la testigo en Instagram fue como evidencia para cuestionar la cancelación de la deposición por supuestos problemas de salud. Según el abogado, fue luego que se cuestionó ese argumento para que se pospusiera la deposición que la OEG argumentó que era un problema de estado emocional y no físico.

El abogado dijo que tampoco se presentó certificación de la condición emocional de la testigo.


Wilma Maldonado colaboró en este reportaje.


💬Ver 0 comentarios