(semisquare-x3)
Como parte de la protesta, los ciudadanos vertieron cenizas sobre una mesa y rompieron copias del propuesto reglamento. (Gerardo E. Alvarado León)

Ciudadanos opuestos a las cenizas de carbón realizaron esta mañana una protesta durante la vista pública en la que se discutía el nuevo reglamento sobre el manejo y disposición de estos residuos.

La manifestación surgió de forma espontánea, luego de que Jimmy Borrero, líder comunitario de Tallaboa-Encarnación, en Peñuelas, culminara su ponencia.

“¡Váyanse pa’l carajo con todo y reglamento!”, exclamó Borrero ante el oficial examinador, Luis González.

De inmediato, la mayoría de los presentes en el salón de vistas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), en Río Piedras, se pusieron de pie y entonaron el estribillo: “Lucha sí, entrega no”.

Como parte de la protesta, los ciudadanos vertieron cenizas sobre una mesa y rompieron copias del propuesto reglamento. Además, exigieron la renuncia de la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, y la salida de Puerto Rico de la compañía AES Puerto Rico, que produce las cenizas al generar electricidad con carbón.

“Parece mentira que esta agencia (DRNA), que tiene el deber ministerial de proteger al ambiente, hace todo lo contrario: se prostituye y le sirve de marioneta a la carbonea de Guayama”, dijo Borrero durante su ponencia.

“Lejos de prohibir el uso del veneno tóxico de AES, (el reglamento) permite que nos sigan envenenando de esquina a esquina del país. Basta ya de engaños”, agregó.

Luego de la manifestación, que duró unos 10 minutos, los ciudadanos abandonaron el salón de vistas para seguir con su protesta fuera del edificio del DRNA.

El salón quedó prácticamente vacío, y la vista reinició luego de que dos empleadas de mantenimiento cubrieran con plástico las cenizas vertidas por los ciudadanos.

“Absolutamente inaceptable”

Por otro lado –y mediante comunicación escrita–, Vázquez tildó la manifestación de los ciudadanos como una falta de respeto.

“Garantizamos no solo la participación amplia de la ciudadanía, sino también el espacio para que aquellos que así lo desearan, pudieran manifestarse. Lamentablemente, para algunos pudo más su deseo de faltar el respeto, provocar caos y llamar la atención, que la oportunidad de ser parte de la política pública relacionada con el uso, manejo y disposición de los RCC (residuos de combustión de carbón”, dijo la secretaria.

Añadió que, en momentos en que el país reclama un “ambiente de paz” por la ola de violencia machista, “unos pocos decidieron utilizar la oportunidad que se les dio para deponer, y tornarse violentos tanto verbal como físicamente”.

Vázquez denunció que algunos ciudadanos “llegaron con camisas alusivas a un partido político”, a pesar de ser una actividad no política, y “otros exhibían frases con palabras soeces”.

“La peor parte fue cuando el segundo deponente, Jimmy Borrero, tomó un frasco con una sustancia desconocida, y lo derramó encima de la mesa de deponentes, no sin antes gritar palabras soeces e insultar a todos los presentes, actos a los que se unieron otros manifestantes”, continuó.

“Aunque reconocemos el derecho que tienen todos los ciudadanos a manifestarse, este tipo de actuación, que podría tener consecuencias legales, resulta total y absolutamente inaceptable”, dijo Vázquez, quien ordenó “los análisis correspondientes” a las presuntas cenizas vertidas “para descartar que contenga algún elemento que pueda ser peligroso para empleados y visitantes” del DRNA.


💬Ver 0 comentarios