Raúl Maldonado Gautier. (GFR Media) (semisquare-x3)
Raúl Maldonado Gautier. (GFR Media)

El principal oficial financiero del gobierno Raúl Maldonado Gautier, aseguró que el crecimiento económico que se perfila para los próximos años producirá los suficientes recaudos para que el Estado pueda sufragar sus operaciones, honrar las jubilaciones y pagarles a los acreedores.

El problema es que las más recientes proyecciones ponen a la economía de Puerto Rico en terreno negativo para el 2021, año en que se habrá acabado el impulso que está recibiendo la jurisdicción por las inversiones asociadas a la reconstrucción después de los huracanes Irma y María.

Maldonado, sin embargo, minimizó estas proyecciones y alegó que el crecimiento económico en Puerto Rico será sostenible y no pasajero, como muestran las proyecciones económicas. El funcionario manifestó que los ahorros con las consolidaciones de agencias y el crecimiento del sector turístico serán los factores determinantes en este proceso. La industria turística aporta apenas el 7% del Producto Nacional Bruto de la isla.

“Tenemos un desarrollo económico que va a ser sostenible y los ingresos aumentarán en los próximos años y se bajarán los gastos en el gobierno con la consolidación de agencias”, vaticinó Maldonado Gautier en una rueda de prensa en La Fortaleza.

El funcionario dijo que mañana estará viajando a Washington D.C. para abogar ante el gobierno federal por un crédito contributivo por inversiones en la industria turística.

La más reciente versión del plan fiscal aprobado hace apenas unas semanas establece que, aunque la economía entrará en terreno positivo este año y durante el 2020, regresará a terreno negativo en el 2021. Esta reducción se debe en gran medida al agotamiento de las inversiones asociadas a la reconstrucción.

La situación se complica porque el arbitrio que pagan las compañías foráneas con operaciones en Puerto Rico generará la mitad de los recaudos que en la actualidad. Eso también se sustituiría con recaudos que genere la industria turística, dijo Maldonado.

“Estamos diversificando hacia el turismo”, insistió el funcionario público.

Actualmente, el gobierno tiene alrededor de $6,700 millones en efectivo. Cerca del 70% de este dinero está congelado o tiene un uso restricto, como el repago de las deudas del gobierno central y sus instrumentalidades.

Los cerca de $2,000 millones restantes responden a recaudos en exceso del gobierno central, dijo Maldonado. Este dinero, precisamente fue acumulado durante los últimos dos años en que la mayor parte de la deuda de Puerto Rico no ha sido pagada debido al caso de bancarrota territorial que se litiga ante la jueza federal Laura Taylor Swain.

Los recortes a los sistemas de retiro, que en el peor de los casos implicarán una merma de 25% en los ingresos de algunos retirados, serán incluidos en el plan de ajuste de deudas que será sometido ante la jueza Swain.

Ayer, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, emitió un mensaje televisado para oponerse a estos recortes afirmando que esto implicaría una peor calidad de vida para los pensionados y mayores gastos gubernamentales en programas de beneficencia.


💬Ver 0 comentarios