El grupo propone al gobernador que, como parte de la negociación para el plan de ajuste de la deuda, abogue por los pensionados para elevarlos de acreedores no asegurados a acreedores asegurados. (horizontal-x3)
El grupo propone al gobernador que, como parte de la negociación para el plan de ajuste de la deuda, abogue por los pensionados para elevarlos de acreedores no asegurados a acreedores asegurados. (GFR Media)

Una docena de miembros del Capítulo de Jubilados y Jubiladas de la Federación de Maestros de Puerto Rico llegó ayer hasta La Fortaleza para reclamarle al gobernador Ricardo Rosselló Nevares que “dé pasos específicos” para detener el intento de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de reducir las pensiones.

El grupo logró se reunió con Reinaldo del Valle, asesor auxiliar del gobernador en el tema de educación.

Según Eulalia Centeno, portavoz del capítulo de la Federación de Maestros, Del Valle se comprometió a entregarle la carta con sus exigencias al primer ejecutivo.

El grupo propone al gobernador que, como parte de la negociación para el plan de ajuste de la deuda, abogue por los pensionados para elevarlos de acreedores no asegurados a acreedores asegurados.

“Que estemos como prioridad en esa negociación”, apuntó Centeno.

También recomiendan establecer un fideicomiso “de retiro unificado de todos los empleados públicos del país” con el dinero que se destinaría para la negociación del plan de ajuste. No precisó la cuantía.

Ese fideicomiso sería “para un retiro unificado para empleados del gobierno central, la Judicatura y el Departamento de Educación, lo que garantizaría el pago de las pensiones”, dijo Centeno.

El fideicomiso impactaría a más de 320,000 participantes entre activos y jubilados, agregó la portavoz.


💬Ver 0 comentarios