(horizontal-x3)
Foto de Archivo de Ángel Meléndez, residente de Ceiba y refugiado en Fajardo. (Juan Luis Martínez)

Los refugiados que aún alberga el centro comunal del sector Valle Puerto Real, en Fajardo, intentan conseguir una solución a su estatus residencial, pero el camino hacia la “normalidad” se les ha hecho cuesta arriba.

En el lugar permanecen nueve personas, entre ellas un menor, con necesidades especiales. De estas, solo a dos les han aprobado el vale de traslado a un nuevo hogar otorgado por el programa de Sección 8 de la Ley de Vivienda y Desarrollo Urbano.

“Cada vez que intentamos realizar los trámites para salir de esto, nos ponen un ‘pero’. Siempre es una excusa diferente”, expresó Ángel Meléndez, exresidente del sector pesquero Punta Figuera en Ceiba.

Al hombre, quien afirma que ha hecho todo lo posible por conseguir una residencia que cumpla con los requisitos, lo asalta la preocupación de no saber qué pasará con él, pues fueron notificados que tendrían que abandonar las instalaciones este fin de semana.

“Nos dijeron que nos van a mover a Canóvanas y que tenemos que irnos para el viernes”, sostuvo Meléndez, quien sostuvo que existe la posibilidad de permanecer una semana más en el lugar, pero hasta el momento esto no les ha sido confirmado.

A través del programa de Sección 8, personas de escasos recursos económicos obtienen una subvención para costear el alquiler de una residencia. No obstante, tanto los participantes como las estructuras para alquilar deben cumplir con una serie de requisitos impuestos por el gobierno federal.

Este sería el tercer traslado de Meléndez y sus compañeros, pues estuvieron refugiados hasta hace cuatro meses en el pueblo de Ceiba, pero el lugar se inundó de aguas usadas y fueron movidos a la escuela Berta Zalduondo, en Fajardo, de donde los desalojaron para la reapertura del plantel escolar.

“Estamos en un lugar donde no hay nada de privacidad, es como un cuarto grande… esto no es cómodo para nada y mucho menos cuando tienes un niño con capacidades especiales que ha caído en depresión porque no tiene casa”, dijo, por su parte, Jaqueline Calderón.

Calderón explicó a endi.com que el vale de Sección 8 que le fue otorgado podría no pasar la inspección por requisitos que, a su entender, no son pertinentes en un momento de crisis. 

“Aquí han negado ‘vouchers’ por la casa no tener una tapa en un receptáculo, porque le falta una roseta al techo… ¿en verdad eso es importante cuando llevas cuatro meses refugiado y lo perdiste todo?”, reclamó la mujer.

Los refugiados en este lugar reclaman al gobierno un poco más de comprensión, pues durante los meses que llevan en el albergue han intentado moverse para reestablecer sus vidas en otro lugar, pero sus intentos han sido infructuosos.

En el último informe ofrecido por el Departamento de la Vivienda, cuatro refugios están operando en la isla, dos de ellos en Fajardo, albergando un total de 69 personas.

Reacciona Vivienda

Por otro lado, el subsecretario de Vivienda, Dennis González, dijo a este medio que los “vouchers” para los refugiados de este municipio han sido aprobados y que se encuentran en el proceso de inspección de las residencias. 

“Todas las ayudas están disponibles para ellos. Hay diferentes maneras de obtener una vivienda permanente mediante el Departamento y todas tienen sus regulaciones”, detalló González. 

“No podemos pedirles a los agentes que hagan lo que llamamos ‘steering’, lo que significa aprobar básicamente sin mirar que cumpla con todo”, añadió. 

Sobre el reacomodo de los refugiados, el subsecretario reafirmó que ninguno quedaría sin un lugar de residencia -siendo un hogar permanente lo ideal- pero que “no es práctico mantener un refugio abierto por tres personas”.

“Nosotros no vamos a tirar a nadie a la calle y lo que queremos es mover a todos los refugiados a un lugar seguro que no sea transitorio”, sostuvo. 

Del mismo modo, enfatizó que, aunque no tienen presión de cerrar los refugios, tienen como meta haber proveído a todos los albergados con una alternativa de vivienda permanente para el fin de mes. 

“Hemos pedido un ‘waiver’ a FEMA para acelerar este proceso”, dijo. 

Hasta el momento, el Departamento de Vivienda ha entregado 402 vales para el programa de Sección 8. Esto, sin contar con otras alternativas de Vivienda permanente que se han ofrecido desde la emergencia. 


💬Ver 0 comentarios