Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El representante Víctor Parés. (GFR Media)

El presidente de la Comisión cameral de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Energía y Alianzas Público-Privadas, Víctor Parés, confirmó hoy, miércoles, que no favorece algunas de las enmiendas sometidas por el Senado al proyecto de ley que viabiliza la privatización yventa de activos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Ante tal panorama, Parés no descartó que la medida vaya a un comité de conferencia -una vez aprobada por el Senado- para tratar de conciliar las diferencias. “Vamos a revisar las enmiendas y, si al final del día, no concurrimos iríamos a Comité de Conferencia”, puntualizó.

Parés indicó que tiene reservas con dos enmiendas incluidas en la versión que está trabajando el Senado y son: la eliminación de parte del lenguaje incluido por la Cámara que, a su entender, le daba garantías adicionales a la seguridad de empleo de los trabajadores de la corporación una vez ejecutada la venta y a la inserción de la Comisión de Energía en el proceso de transacción.

Sobre el rol de la Comisión de Energía explicó que su reserva va dirigida a definir cuáles serían las razones por las que dicho organismo podría favorecer o rechazar un proponente a través de la emisión de la Certificación de Cumplimiento.

De acuerdo con las enmiendas radicadas hasta ahora por el Senado, la aprobación de cualquier concesión o venta de activos dependerá de una Certificación de Cumplimiento que será emitida por la Comisión de Energía. El documento acreditaría que “dicho contrato cumple con el marco regulatorio, la política energética aplicable, las normas y reglamento de la Comisión y que dicha transacción es cónsona con el mejor interés de Puerto Rico”.

“En principio estoy de acuerdo con esa enmienda. Lo único que me preocupa es que habría que darle algún tipo de dirección a qué elementos se puedan oponer la Comisión de Energía a emitir un certificado. La enmienda que vi no está muy clara y es muy general en ese aspecto”, indicó el representante.

“Lo que quiero evitar es que, por capricho, porque no me gusta o porque tengo otro interés haya algún tipo de negación de esa certificación. Por lo tanto, para mi es importante que haya unos elementos claros y específicos de que la Comisión pueda decidir en cuanto a emitir o no la certificación”, dijo Parés.

Argumentó que esos puntos tienen que estar definidos en el proyecto de la Cámara 1841 y no en la pieza legislativa donde se va a establecer la política pública y el marco regulatorio que regirá cada una de las transacciones. El proyecto dispondría un término de 180 días para el desarrollo de ese lenguaje.

“La enmienda el Senado la incluyó en el proyecto, la de la certificación, por ende, debería ser ahí mismo”, señaló.

Agregó que también habría que definir el tiempo que tendría el organismo para emitir la certificación. “Lo demás lo hemos visto, pero vamos a esperar a que el Senado finalmente apruebe su versión ara que pase a la Cámara y cuando llegue podamos ver las otras enmiendas incluidas”, dijo.

Referente a los empleados de la corporación dijo que le preocupa la eliminación de parte del lenguaje que ellos incluyeron en la versión que aprobaron.  “El Senado sí me ha enviado las enmiendas que están proponiendo al proyecto que van a ser aparentemente incluidas, pero nosotros nos mantenernos nuestra firmeza en asegurar que los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) mantenga sus empleos. En esa parte estamos siendo bien firmes.

En cuanto al futuro de los empleados regulares de la AEE que no formen parte de la plantilla de cualquier ente privatizador, la medida establece que se retendrán sus plazas o serán transferidos a otras plazas dentro de la propia compañía u otras dependencias gubernamentales, al tiempo que retendrán todos sus derechos adquiridos por ley o convenio. No obstante, se eliminó un párrafo que leía: “el proyecto establece que dichos empleados conservarán todos los derechos adquiridos conforme a las leyes, normas, convenios colectivos y reglamentos que le sean aplicable, de manera tal que el proyecto garantiza que ningún empleado regular de la AEE quedará sin empleo ni perderá beneficios como resultado de las transacciones de la AEE”.

“Vamos a ser firme. En la Cámara el presidente ha sido bastante directo en esa instrucción de que los empleados de la Autoridad mantengan su empleo”, sostuvo Parés.


💬Ver 0 comentarios