El representante Joel Franqui Atiles es el autor de la medida (semisquare-x3)
El representante Joel Franqui Atiles es el autor de la medida. (GFR Media)

El representante puertorriqueño, Joel Franqui Atiles, presentó legislación para establecer como política pública del gobierno de Puerto Rico el requerimiento de pruebas psicológicas cada tres años a los estudiantes de grados primarios y secundarios.

Establece, además, como requisito para que los menores de 18 años sean admitidos o matriculados en una escuela pública o privada, la presentación de un certificado de prueba psicológica vigente.

"Recientemente el gobierno adoptó como política pública la presentación de certificados de ciertas evaluaciones médicas como requisito a los estudiantes. Sin embargo, nada se dispone sobre la evaluación psicológica de un estudiante y su consecuente atención y seguimiento de ser necesario", manifestó Franqui en un comunicado.

"Es meritorio recalcar que las condiciones emocionales y psicológicas son tan o más importante que cualquier condición física, pues inciden directamente en su aprovechamiento académico, además de atender otros problemas colaterales que estén ligados a tal diagnóstico", añadió el legislador.

Franqui destacó la reciente contratación de psicólogos por parte del Departamento de Educación para atender a los alumnos.

"Son recursos que pueden ayudar con nuestra iniciativa y va a la par con la legislación presentada, cuyo fin es dar continuidad a la atención de la salud mental y emocional de nuestros niños y jóvenes desde temprana edad. Pero más aún, como medida de prevención del suicidio en nuestros jóvenes", recalcó.

El Proyecto de la Cámara 1973 dispone que de no haber dicha certificación a la fecha de matrícula se procederá con una admisión provisional, y el padre, madre, guardián, encargado o tutor legal del menor deberá proveerla en un término no mayor de 30 días, a partir de dicha fecha.

Hace una semana el Senado discutió en una vista pública una medida de la senadora Migdalia Padilla que obligaría a los alumnos del Departamento de Educación a pruebas de cáncer como requisito para ser admitidos en la escuela. 

Aunque el Departamento de la Familia endosó la medida, Educación envío una ponencia escrita mostrando consternación sobre la obligatoriedad de estas pruebas ya que esto podría limitar el acceso a las escuelas.



💬Ver 0 comentarios