Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un ciudadano que sintió en carne propia los estragos del crimen al perder a su hijo de 20 años hace escasamente siete meses decidió que, en lugar de sumergirse en el dolor, buscaría una solución contra la ola criminal que arropa a la Isla.


💬Ver 0 comentarios