(semisquare-x3)
El representante Antonio Soto. (GFR Media)

El representante del Partido Nuevo Progresista Antonio “Tony” Soto responsabilizó esta tarde al Ejecutivo por el fallido intento de rebajar la tasa corriente contributiva a los individuos.

En una conferencia de prensa en el Capitolio en la que aseguró que todos los cambios a la reforma contributiva aprobada esta madrugada fueron discutidos con La Fortaleza y con el Senado, Soto sostuvo que la cámara baja nunca recibió la lista de incentivos o “cash grants” que serían limitados para financiar los alivios legislados con la reforma. Esa cifra fue de $313 millones cuando se presentó originalmente el proyecto en abril y la Cámara lo redujo a $164 millones.

“En las últimas reuniones con el equipo ejecutivo se nos informó que lo único que podían dar como “pay fors” (mecanismos de pago) eran $79 millones. Una semana más tarde se nos informó que no podían utilizar nada de incentivos o “cash grants” y cuando pedimos información, la documentación para sustentar eso, nos proveyeron varias tablas donde se explica que no podíamos hacer uso de los incentivos”, explicó Soto.

“Si no pudimos ser más agresivos en la reducción de tasas a individuos, no fue por los cambios de la Asamblea Legislativa, fue porque no nos proveyeron la información sobre los “pay fors”, agregó.

Soto dedicó gran parte de la conferencia de prensa para refutar expresiones del secretario de Desarrollo Económico, Manuel Laboy, quien dijo esta mañana que la reforma legislada era “nefasta”.

Laboy sostuvo en una actividad del gobernador Ricardo Rosselló que la reforma contributiva y la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos aprobadas en la madrugada por la Legislatura tiene el potencial de reducir los recaudos en el gobierno y de impactar negativamente el desarrollo económico de la isla.

Según Laboy, la Cámara mantuvo una serie de enmiendas "nocivas" que reducen los incentivos de exportación de la Ley 20 y de inversión de la Ley 22. 

Del mismo modo indicó que la legalización de las tragamonedas atenta contra los ingresos que recibe la Universidad de Puerto Rico, la Compañía de Turismo y tiene el potencial de reducir el movimiento económico en la industria turística. 

"Esto sería nefasto para los ingresos que recibe el gobierno de Puerto Rico por juegos de azar y los casinos... Esto (la reforma contributiva) debe estar basada en los acuerdos establecidos", dijo Laboy. 

Cuando Soto hizo alusión a estas expresiones, insistió en que los cambios a la reforma contributiva fueron discutidos con el Senado y con La Fortaleza.

“Me sorprende en gran manera las expresiones vertidas por el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio que laceran la labor realizada por la Asamblea Legislativa y ponen en entredicho el trabajo el consenso con quien es su jefe, el gobernador de Puerto Rico”, dijo el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, acompañado por los representantes Félix Lasalle, Víctor Parés y Pedro Julio “Pellé” Santiago.

Soto defendió la decisión de aprobar la reforma contributiva de madrugada al sostener que existía un compromiso para aprobar la reforma contributiva antes de que finalizara en octubre y que no se hizo antes el martes debido a que se le tuvieron que introducir los cambios acordados el lunes en La Fortaleza.


💬Ver 0 comentarios