El gobernador relevó ayer de sus funciones a la secretaria de Justicia. (semisquare-x3)
El gobernador relevó ayer de sus funciones a la secretaria de Justicia. (Xavier J. Araújo Berríos)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares informó que en la medida que se conozcan más detalles sobre las imputaciones de los fiscales especiales independientes contra la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, podrá tomar determinaciones adicionales sobre la permanencia de la funcionaria en su administración.

Ayer, trascendió que los fiscales especiales independientes citaron a Vázquez para que comparezca el 7 de diciembre al Tribunal de San Juan para el proceso de presentación de cargos. Poco tiempo después que trascendiera públicamente la citación, el gobernador separó a Vázquez de su cargo, en lo que se ventila el caso.

“La secretaria tuvo una conversación conmigo y lo que hemos hecho es relevarla de las funciones. Lo que significa eso es que ella no está ejerciendo las funciones de secretaria. Cualquier consideración que puedan tener por los cargos no deben preocuparse porque ella no está ejerciendo las facultades. De la misma forma, no se corrió a juzgar a una mujer que ha tenido un récord excepcional con Puerto Rico”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa en San Sebastián.

Rosselló Nevares resaltó que no sacó a la funcionaria totalmente del cargo, en parte, porque se desconocen los detalles de la imputación que harán los fiscales especiales, lo que catalogó como irregular. Indicó, además, que no pueden juzgar prematuramente a la funcionaria sin conocer los detalles y basándose en solo una citación.

Del mismo modo, indicó que designó a la jefa de los fiscales, Olga Castellón, como secretaria interina porque conoce el buen trabajo que ha hecho la funcionaria. La sucesión ordinaria hubiese llevado a que la jefatura de la agencia recayera en la subsecretaria Grisel Santiago.

“Es una potestad que tengo como gobernador”, añadió.

Las imputaciones contra Vázquez surgen como una investigación que se desprende de la pesquisa del llamado “chat de Whatsapp” y la participación del juez Rafael Ramos Sáenz en la coordinación de asuntos electorales del Partido Nuevo Progresista.

Según ha trascendido públicamente, una de las implicadas en ese caso, la exsubsecretaria de la Gobernación, Itza García, tomó una querella en la que se le imputaba a Vázquez intervenir en una investigación en la que su hija era víctima, lo que podría considerarse como un conflicto de interés. Esta queja fue referida por el asesor legal del gobernador Alfonso Orona, a la Oficina de Ética Gubernamental, desde donde pasó a los fiscalesespeciales independientes.

Rosselló Nevares, sin embargo, ha destacado en varias instancias el trabajo “excepcional” hecho por Vázquez en la jefatura de Justicia.


💬Ver 0 comentarios