Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Tres obras de un valor incalculable para el pueblo puertorriqueño fueron robadas de la Galería Nacional en el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), en el antiguo Convento de los Dominicos, ubicada en la calle Norzagaray, en el Viejo San Juan.

“La pérdida para el pueblo de Puerto Rico es monumental, porque todas las piezas son irreemplazables, sin importar si los seguros nos compensan económicamente”, dijo la profesora Mercedes Gómez Marrero, directora del ICP.

Indicó que las tres piezas robadas entre el sábado 18 de diciembre y lunes 20 a las 1:40 de la tarde, cuando se descubrió el robo, son:

* Virgen del Carmen, pieza del Taller Campeche, realizada por un discípulo del pintor José Campeche para el 1829. Se trata de un óleo sobre madera con inscripción y marco que mide unas 12 pulgadas por nueve pulgadas. La obra tiene un valor de tasación para seguro de $30,000.

* La Virgen de Belén, conocida por Virgen de la Leche, porque es una representación de la virgen lactando al Niño Jesús. Fue pintada por Campeche en 1806. Es un óleo sobre madera de 12 1/2 pulgadas por 9 1/2 pulgadas. Con un valor para seguro de $80,000.

* Virgen del Carmen. Oleo sobre madera pintada por Campeche entre los años 1785 y 1809. Tiene un tamaño de 7 3/4 pulgadas con 3 3/4 pulgadas. Con un valor para seguro de $80,000.

“La fechoría fue muy bien hecha, es alguien que sabe lo que tenía que hacer para disimular el robo”, dijo la funcionaria.

Indicó que en la instalación, que cerró el sábado y se suponía abriera hoy martes, no había nada violentado. Dijo que los delincuentes dejaron un letrero en el lugar donde cada obra debió estar colgada, indicando: “Esta pieza se encuentra prestada en otra exhibición”. La directora del ICP opinó que la persona que robo está familiarizada con el museo pues se colocan rótulos similares cuando se prestan obras a otros museos.

Gómez Marrero indicó que se notificó a la Policía, y también a la Autoridad de los Puertos, para que los agentes portuarios estén alertas de una posible remoción de las piezas fuera del país. La funcionaria dijo que el local tiene cuatro accesos, y mientras estuvo cerrado este fin de semana había un guardia de seguridad apostado en cada uno de los accesos. Indicó que la Galería tiene un sistema de alarma que fue activado el sábado justo antes de cerrar el lugar.

La directora del ICP añadió que se hizo un inventario completo de todas las obras en el museo y solo las mencionadas son las que faltan.

“Es un valor incalculable para el pueblo de Puerto Rico por su patrimonio artístico”, dijo Gómez Marrero.

La funcionaria no quiso especular si se trata de un trabajo interno o de un ladrón externo, pero sí precisó que cree que se trata de un conocedor de arte, que pudo haber sacado las piezas en una cartera.


💬Ver 0 comentarios