Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

ricardo rosselló (horizontal-x3)
"Yo tengo ahora la responsabilidad de hacer un plan fiscal”, dijo Rosselló. (Wanda Liz Vega Dávila)

PONCE - Al catalogar las renuncias de la presidenta de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y los rectores de diez recintos como una acción “orquestada”, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares aseguró que su administración intervendrá con el centro docente.

El funcionario señaló que su acción dependerá del resultado de una reunión pautada para esta tarde en la UPR.

“Respeté y sigo respetando la autonomía universitaria, pero ahora tenemos que tomar acción. Ahora tenemos que tomar control”, sostuvo Rosselló Nevares, durante una conferencia de prensa en Ponce.

“Le habíamos dado espacio a la UPR para que sometiera el plan fiscal”, agregó. “En su mayoría abandonaron el barco, abandonaron su responsabilidad. Yo tengo ahora la responsabilidad de hacer un plan fiscal”.

Rosselló Nevares recordó que sigue teniendo a su disposición llenar seis vacantes, pero aseguró que no lo hizo “porque la Junta tenía quórum”.

“Y dentro del proceso que debían estar haciendo, en términos de hacer un plan fiscal, no quise intervenir… Ahora, en unas cuantas horas se va a estar reuniendo la Junta de Síndicos. Vamos a ver cuál es el resultado cuál es su decisión. ¿Renunciarán los que quedan? ¿Demostrarán el mismo abandono que los otros compañeros? Si toman esa decisión, nosotros vamos a intervenir”, expresó el primer mandatario.

“Obviamente, si abandonan el barco, yo no lo voy a abandonar. Voy a intervenir, mi gobierno va a intervenir y vamos a asegurarnos que exista un plan estructurado para la universidad, que podamos brindarle los recursos y que algunos componentes de la universidad puedan brillar a nivel internacional”, añadió. “Estaremos bien pendientes a lo que los compañeros decidan en la reunión a las 5:00 de la tarde”.

En la tarde de ayer, Celeste Freytes anunció su renuncia como presidenta interina de la UPR y, poco después, surgieron las renuncias de los rectores de los demás recintos, con la excepción del rector de la UPR-Cayey y el de Humacao. En cartas publicadas, informaron que sus se iban como rechazo a las intenciones del gobierno de reducir en $300 millones el presupuesto de la UPR.

Propuestas del gobernador

Rosselló Nevares habló sobre varios conceptos que considera adecuados para el desarrollo de la UPR.

Señaló que, en primera instancia, ya tomó una medida para que reciba más fondos, a través de una Orden Ejecutiva que firmóen días pasados para que la Universidad establezca colaboraciones con las agencias del gobierno que prestan servicio.

Aunque dijo que el acuerdo tiene el “potencial” de llegar a una inyección de $400 millones, por el momento estimó el monto en “decenas de millones de dólares”.

Mientras, comentó que los recintos Río Piedras, Mayagüez y Ciencias Médicas “se deben independizar”.

“Esos tres recintos deben tener su propia gobernanza para crecer y añadir mucho valor”, sostuvo.

“Los ocho recintos que restan, deben tener un plan de acción para especializarse, de acuerdo a lo que amerita su entorno o la sociedad en general, para que sea sostenible”, afirmó.

Finalmente, Rosselló Nevares reiteró que el pago de la matrícula por parte de los universitarios sea “progresista”.

“Lo que significa es que aquel estudiante que no tenga dinero, el Estado se la va a pagar… pero aquellos que puedan pagar, que paguen. Que paguen por una educación que en otras jurisdicciones es más cara”, dijo. “La evidencia denota que al menos la mitad de los matriculados puede pagar (por estudiar en) la UPR”.


💬Ver 0 comentarios