(semisquare-x3)
Ricardo Rosselló. (Xavier J. Araújo Berríos)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció esta mañana que se estableció una moratoria en los pagos a la Autoridad de Energía Eléctrica y Autoridad de Acueductos y Alcantarillados con el propósito de aliviar a los empleados en la isla afectados por el cierre del gobierno federal.

“Ante la realidad de que este cierre del Gobierno federal continúa y de que el tranque que lo ha ocasionado no da señales inmediatas de solución, nuestra administración ha tomado una serie de medidas para darle la mano a los empleados afectados para aliviar situaciones particulares”, expresó el gobernador en declaraciones escritas.

Se informó además que se extiende una moratoria en cualquier pago de deuda del gobierno central, incluidas las deudas con el Departamento de Hacienda, por 90 días. Los empleados federales afectados, de igual manera, podrán solicitar los beneficios por desempleo y los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional.

Mientras, según el parte de prensa, la Junta del Banco de Desarrollo Económico evaluará hoy la posibilidad de emitir micropréstamos a bajo interés.

Por otro lado, la Oficina del Voluntariado de empleados del Gobierno ayudará al sector privado y a las organizaciones sin fines de lucro en la distribución de ayudas. También se activará la Oficina para el Desarrollo Socieconómico y Comunitario en el proceso de distribución de ayudas, incluyendo alimentos.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación ofreció ayuda al Centro Metropolitano de Detención, en Guaynabo, para que no se interrumpan las visitas familiares. También, la Autoridad Metropolitana de Autobuses estará ofreciendo transportación gratuita a los empleados federales, con la presentación de su identificación oficial.

“Estas son algunas medidas iniciales, pero se estarán evaluando algunas adicionales sobre la marcha y a la luz de los desarrollos, así como la necesidad de legislación o de órdenes administrativas para su implantación. Nuestra administración reconoce el trabajo que realizan los empleados federales en la isla y toma estas medidas como muestra de agradecimiento y de solidaridad. Reiteramos nuestro llamado a las partes involucradas en este tranque, para que no se continúen afectando los servicios a la ciudadanía ni los ingresos de los empleados federales”, dijo el Gobernador.

Según el comunicado, en la isla hay sobre 14,000 empleados federales, de los que cerca de 4,500 no reciben sueldo desde que se decretó el cierre.


💬Ver 0 comentarios