Los paneles solares de techo recargan la batería del hogar durante el día. (horizontal-x3)
Los paneles solares de techo recargan la batería del hogar durante el día. (GFR Media)

Mes y medio después de haberse reunido en Estados Unidos con la cofundadora de la compañía Sunrun, Lynn Jurich, el gobernador Ricardo Rosselló anunció ayer el establecimiento de esta empresa en la isla.

Sunrun es una empresa con sede en San Francisco, California, que ofrece servicios de energía solar residencial y de almacenamiento.

Esto cumple con la misión de transformar el sistema de energía dirigido al consumidor. Queremos salir del alto costo del petróleo y saltar a energía renovable”, dijo Rosselló.

Acompañado de Walter Higgins, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Manuel Laboy, secretario de Desarrollo Económico y Comercio, y Fernando Gil, secretario de la Vivienda, Rosselló comentó que, con el establecimiento de esta y otras compañías similares, se le provee al cliente varias opciones para comprar y suplirse de energía alternativa.

“Que tengan la opción de escoger si estás dentro del sistema (de la AEE) o fuera”, sostuvo.

Agregó que, con estas alternativas, Puerto Rico tiene oportunidad de transformar a gran escala su sistema energético.

Según el mandatario, el momento histórico en que se encuentra el país, en medio de una reconstrucción tras la devastación del huracán María, les da una oportunidad a compañías como esta de poder establecerse en Puerto Rico y encauzar servicios que pueden ayudar a reformar el sistema.

“Ser sustentable es importante y esto es un paso en esa dirección”, dijo Higgins, quien coincidió en que cada cliente de energía eléctrica debe decidir si considera esto como una alternativa.

Anne Hoskins, directora de política de Sunrun, explicó que obtener un equipo de energía solar a nivel residencial ya es una alternativa asequible al bolsillo.

Mencionó que se puede lograr a través de unos $500 iniciales para la compra de la batería. Posteriormente, señaló, el consumidor pagaría una tarifa mensual por unos 25 años.

“Es como un arrendamiento”, manifestó.

Según se informó, el servicio de batería solar doméstica administra y almacena la energía generada durante el día, así como la energía de la red por medio de tecnología “inverter” inteligente. Mientras los paneles solares de techo recargan la batería del hogar durante el día, la batería provee energía de respaldo en caso de un apagón.

La batería conocida como “Brightbox” tiene la capacidad para funcionar de forma independiente a la red.

Con unos 3,000 empleados, actualmente Sunrun le ofrece servicios de “energía limpia” a unas 150,000 familias en Estados Unidos.

En noviembre del año pasado, mientras tanto, esta compañía se asoció con dos organizaciones sin fines de lucro (“Empowered by Light” y “Give Power”) para instalar un sistema solar y de batería que ayudaran a energizar tres estaciones de bomberos en la isla. El compromiso, se informó, es seguir instalando este equipo en ocho estaciones más.

Mientras tanto, Hoskins informó que la meta de la compañía es asociarse con empresarios locales para maximizar las oportunidades de ventas locales y la distribución de equipos de instalación. Por el momento, dijo, ya se ha adiestrado a unas 50 personas.

“El sector energético va a crecer mucho en Puerto Rico, igual que el de la construcción y la infraestructura”, comentó, por su parte, Laboy.


💬Ver 0 comentarios